Wifo

Los institutos austríacos no detectan signos de recuperación en Europa

La coyuntura económica está aún paralizada por la falta de demanda de las empresas, los particulares y los estados, según el último estudio del Instituto de Investigación Económica de Austria (Wifo), que asegura que las repetidas bajadas de intereses han logrado sólo estabilizar el clima económico, cuya mejora no se vislumbra.

"Después del fin del conflicto armado en el país árabe, los precios del petróleo han bajado y el valor de las acciones ha subido, y es todavía incierta la reacción de la economía y de los inversores", indica el informe. Además los impulsos económicos procedentes de EEUU se concentran en temas de armamento, de los que Europa se beneficia poco.

La fuerte subida del valor del euro frena la competitividad internacional de la zona euro, mientras que la política económica de la Unión Europea (UE) mantiene inamovible sus metas de presupuesto, inflación y oferta laboral. El final de la guerra en Irak ha despejado grandes incertidumbres políticas, y ha originado una caída de los precios del crudo y la recuperación del valor de las acciones, señala el Wifo. Sin embargo, los riesgos económicos y a la carencia de demanda económica en general no permiten detectar ninguna tendencia de mejora, subraya el instituto económico.