Aprobado

El Congreso da vía libre a la financiación privada de obra pública

El pleno del Congreso aprobó ayer definitivamente la Ley de Concesión de Obras Públicas tras integrar las enmiendas ratificadas en el Senado. Entrará en vigor a los seis meses de su publicación en el BOE.

El objetivo de la nueva ley es extender a todo tipo de infraestructuras públicas el sistema concesional de financiación de obras que actualmente se emplea para la construcción de autopistas. El fin del texto es aportar un marco jurídico estable para incentivar al sector privado a costear el 20% de los 114.129 millones de euros a los que asciende el Plan de Infraestructuras 2000-2007 del Gobierno central.

Incluye un amplio abanico de posibilidades de financiación pública, privada y mixta. En cuanto a la financiación íntegramente privada, además de la tradicional de carga al usuario final vía peaje, el texto permite que el concesionario explote las zonas comerciales anexas a la infraestructura a cambio de que asuma el mantenimiento de la obra pública.