Estrategia

BBVA y SCH descartan fusiones en el sector bancario europeo a corto plazo

El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) y el Santander Central Hispano (SCH) descartan que en el corto o medio plazo se produzca una mayor consolidación del sector bancario europeo, aunque creen que en el largo plazo sí habrá operaciones de fusión entre entidades de diferentes países. Así lo manifestaron hoy el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, y el vicepresidente y consejero delegado del SCH, Alfredo Sáenz, durante su intervención en Madrid en el "X Encuentro del Sector Financiero".

Sáenz aseguró que "no veo procesos de integración a corto plazo", porque no existe posibilidad de "generar valor para el accionista" mediante este tipo de operaciones. En el mismo sentido, Goirigolzarri advirtió de que en el corto o medio plazo no se producirán "movimientos agresivos" de concentración bancaria, aunque auguró para el largo plazo una "Europa mucho más consolidada".

En sus intervenciones, ambos explicaron los modelos de negocio con que BBVA y SCH afrontarán los próximos años, y reiteraron su apuesta decidida por el mercado latinoamericano. Gorigolzarri insistió en que México es la "apuesta clave" de BBVA en Latinoamérica, por el gran potencial de crecimiento que tiene el sector financiero de este país, debido a que todavía tiene unos niveles de bancarización muy bajos en comparación con otras regiones. Precisamente ayer, el responsable de Latinoamérica del Santander Central Hispano, Francisco Luzón, recordó al BBVA que un banco que no tenga presencia importante en Brasil 'no está en América Latina'.

BBVA 5,02 2,07%
SANTANDER 3,80 2,96%

Gorigolzarri también recordó que la entidad acometió el pasado mes de enero una reorganización de su cúpula directiva con la intención de aproximarse aún más al cliente, y que ha dado lugar a las tres unidades de negocio del BBVA: banca minorista, mayorista y América. Apuntó que el BBVA se ha marcado como objetivo el contar a finales de 2005 con una base de clientes de 12 millones de personas, frente a 11 millones de ahora, y una media de 4,5 productos por usuario, frente a los 3,6 actuales.

Sáenz, optimista respecto al mercado español

Por su parte, Sáenz aseguró que Latinoamérica posee un importante potencial de crecimiento a corto y medio plazo, puesto que lo peor de la crisis "ya ha pasado", pero advirtió de que "pocas entidades serán las ganadoras" en esta región. Indicó que los bancos que quieran competir en Latinoamérica deberán de ser capaces de generar ingresos recurrentes de calidad, y de mejorar la eficiencia, "en especial la comercial".

Al margen de las oportunidades de negocio de aquella región, Sáenz se mostró optimista respecto a la evolución futura del mercado financiero español, debido a las perspectivas de mayor crecimiento económico, los niveles mínimos históricos de la morosidad y la posibilidad de aumentar los ingresos por comisiones en algunas áreas de negocio que todavía no han alcanzado la madurez.