Expertos

Los analistas claman por un recorte de tipos del BCE para frenar la escalada de la divisa

La debilidad económica de EE UU explica, en parte, los actuales niveles del dólar. No obstante, si las perspectivas económicas son incluso peores para la eurozona, ¿por qué se aprecia el euro?

El argumento que más han utilizado los analistas para explicar la subida del euro ha sido el diferencial de tipos de interés entre Europa y EE UU (2,5% que aplica el BCE frente al 1,25% de la Reserva Federal). Así, la mayor rentabilidad que ofrecen los bonos europeos restaría atractivo a la renta fija estadounidense, lo que a su vez provoca una huida del dinero hacia los activos del Viejo Continente y genera un aumento de la demanda de euros que, finalmente, encarece el precio de la moneda europea.

Todo ello, unido a las expectativas de que la Reserva Federal todavía podría llevar a cabo un recorte del precio del dinero de 25 puntos básicos y a la, por ahora, inamovible postura del BCE respecto a su política monetaria, provoca desajustes en el mercado de divisas.

Andrés Vázquez, de Safei, considera que, hoy por hoy, la manera más inmediata de frenar la escalada del euro son los recortes de tipos en la zona euro. Una opinión que secunda Jordi Falgueras, de Gaesco, quien añade que si el euro se mantiene durante unas semanas más en el rango de 1,25-1,15 dólares, el banco Central Europeo no tendrá más remedio que plantearse una bajada del precio del dinero.

Aunque considera que el diferencial de tipos no es la única causa de la escalada del euro, José Luis Martínez, economista de Citigroup alerta que esta situación 'facilita la especulación en el mercado de divisas'. Especulación que, según este experto, 'se traduce en ventas de la moneda estadounidense'.

Martínez considera que es necesario que el BCE 'tome una decisión contundente'. Con ello, este analista se refiere a un recorte de tipos en la eurozona de 50 puntos básicos, aunque también insiste en la necesidad de que, para frenar la caída del dólar los datos económicos de EE UU sean 'inequívocamente positivos'.