Fondos

El patrimonio crece un 2% en abril

El volumen de los fondos aumentó 3.656 millones de euros el mes pasado gracias al buen tono bursátil y a las aportaciones de los partícipes

Los fondos de inversión españoles están viviendo una primavera de lo más dulce. Sobre todo después de un largo y frío invierno de cerca de tres años marcado por el intenso goteo de pérdidas en los mercados de valores. Según los datos del Barómetro de los Fondos de Cinco Días, a lo largo del mes de abril las instituciones de inversión colectiva españolas registraron un crecimiento patrimonial de 3.656 millones de euros, un 2,06% por encima de los niveles del cierre de marzo. Esta óptima evolución ha sido posible gracias a la buena marcha tanto de los mercados de valores como de las aportaciones que han realizado los partícipes. El incremento del patrimonio, de hecho, se lo han repartido casi a partes iguales aportaciones y revalorización de carteras, con 1.712 millones y 1.944 millones de euros, respectivamente. Conviene tener muy presente, de todas formas, que estas cifras representan lo acontecido en el mes de abril, pero sin contar con el último día, el 30, pues debido al puente del 1 de mayo las gestoras enviarán la semana que viene sus cifras de negocio correspondientes a ese día.

En lo que se refiere al capítulo de las aportaciones, es reseñable, una vez más, el éxito de las campañas que las gestoras están acometiendo para atraer inversores a sus fondos al hilo del nuevo marco fiscal que permite desde el 1 de enero el traspaso de un producto a otro sin tener que tributar por las plusvalías generadas en el primero. Los grandes bancos han apostado por agresivas estrategias de captación a través de fondos garantizados, como son el Superselección del Santander y el Ranking Garantizado del BBVA. Ambos productos, con vocación de renta variable, han cumplido con creces sus objetivos. A lo largo de abril, de hecho, el BBVA ha iniciado una campaña más activa de cara a captar ahorro para su fondo garantizado y competir así con la segunda edición del Superselección del Santander.

Ambos fondos, pero no sólo ellos, han sido los responsables de que los partícipes hayan aportado hasta 1.256 millones de euros netos a los fondos garantizados en abril, mientras que se han producido salidas por valor de 524 millones en los garantizados de renta fija, motivadas por el vencimiento de muchos de estos productos y el traspaso del ahorro hacia garantizados de Bolsa.

En cualquier caso, los fondos de corte más conservador son los que se están llevando el gato al agua este año, conscientes las entidades de la dificultad de vender en estos momentos productos de renta variable, a pesar de que a un horizonte amplio, de unos tres años, es más que probable que las Bolsas se revaloricen. Sin embargo, son los fondos monetarios (Fiamm) y los de renta fija a corto plazo -además de los garantizados- los preferidos de los partícipes, que prefieren sacrificar cotas de rentabilidad potencial a cambio de asegurarse la conservación de su capital.

Los Fiamm recibieron en abril 700 millones de euros y los de renta fija a corto plazo, 571 millones. Y ello a pesar de las limitadas ganancias que ofrecen, en muchos casos por debajo de la inflación interanual. También se han registrado fuertes entradas en algunas categorías mixtas, pero obedecen más al cambio en la vocación inversora de muchos fondos que a un movimiento real de los partícipes, muchos de los cuales, de hecho, han optado por evitar las medias tintas (mixtos de renta variable o fija) para entrar en productos más conservadores.

Rentabilidades medias generalizadas

El crecimiento patrimonial que ha experimentado el sector en abril se ha debido, en buena medida, a la revalorización de las carteras. Los mercados de valores aprovecharon el final de la guerra en Irak para anotarse ganancias interesantes en abril como la del 10,54% del Ibex, del 14,11% el Euro Stoxx 50 o del 8,1% el S&P 500 estadounidense. Estas subidas han permitido que todas y cada una de las categorías españolas de fondos hayan obtenido revalorizaciones medias a lo largo del mes y que, precisamente, las mayores hayan correspondido a la renta variable nacional (un 10,6%), europea (un 10,7%) y a los fondos de Bolsa internacional (un 7,06%).

Sumando los datos de abril a los del resto del año, el balance acumulado desde enero arroja una subida patrimonial de 8.700,88 millones de euros, un 5%, donde 1.260 millones corresponden a la revalorización de las carteras y 7.440 millones a las aportaciones de los partícipes. En lo que va de año, la mayor cantidad de dinero ha entrado en fondos garantizados de renta variable, 4.159 millones de euros. Le sigue la renta fija a corto plazo con 3.709 millones.

La renovada batalla por los garantizados

Lejos de agotarse, la batalla que mantienen las grandes entidades en el campo de los fondos garantizados se está renovando. El BBVA acaba de lanzar la segunda edición de su Garantizado Ranking, tras alcanzar con el primer lanzamiento los 50.000 partícipes y captar más de 900 millones de euros.

Este producto garantiza el 100% del capital invertido en un plazo de tres años y siete meses, así como el 100% de la rentabilidad media de una cesta compuesta por cinco índices de Bolsa, renta fija y divisas.

El lanzamiento de este fondo, en sus dos ediciones, nace como respuesta al fondo Superselección del Santander Central Hispano, que también ha gozado de una intensa campaña de captación a través de la red de oficinas y de los medios de comunicación. Este fondo, del que también se han realizado dos ediciones, garantiza el 100% de la inversión más el 75% de la revalorización media de una cesta de fondos de inversión internacionales.

Ambos fondos, el de Santander Central Hispano y el de BBVA, han sido en gran parte responsables de la enorme cantidad de dinero que ha entrado en productos garantizados de renta variable desde comienzos de año.

El Superselección del Santander captó casi 2.000 millones de euros en su primera edición y lleva más de 1.500 millones en la segunda.

El BBVA Ranking Garantizado ha alcanzado en su primera edición su objetivo de captación, fijado en 900 millones de euros. La segunda edición de este fondo se comercializará entre los meses de mayo y junio.