Los cajeros tendrán que informar de las comisiones en seis meses

Los cajeros tendrán que informar de la comisión que cobren por retirada de efectivo y otras operaciones dentro de seis meses, a contar desde el pasado miércoles. Ese día se publicó en el BOE la orden ministerial sobre transparencia de los precios en estos terminales. Bancos, cajas y cooperativas de crédito tendrán que mostrar el cargo exacto a sus propios clientes.

Pero cuando los usuarios operen en un terminal que no pertenezca a su entidad, ésta sólo deberá suministrarle la comisión máxima. En este último caso, la banca tendrá 12 meses para adaptar los 48.000 cajeros automáticos existentes. Gozará de un periodo transitorio durante el cual tendrá que advertir al usuario de que la operación que haga puede conllevar comisión.

Esta orden, que ha sido promulgada por el Ministerio de Presidencia, al ser dos departamentos (Economía y Sanidad y Consumo) los que la han elaborado, no supone variación alguna sobre el texto anunciado por el Ministerio de Economía hace cuatro meses. Las operaciones a las que afecta esta disposición son la extracción de efectivo, a débito y a crédito, la consulta de saldo y los movimientos en la cuenta, siempre a través del cajero. Esto puede abrir la vía a que las entidades cobren por conocer el saldo contable, algo que usualmente no hacen.

Además también contempla una ampliación en la operativa de los cajeros, ya que faculta al supervisor para que pueda regular, mediante circular, 'otras operaciones bancarias que puedan realizarse en cajeros automáticos cuando tengan un volumen significativo'.