Xavier Trias

'El ayuntamiento debe comprar suelo para crear alquileres bajos'

Xavier Trias es tan convincente en la corta distancia como poco hábil desde el atril de un mitin. Un problema de dicción con las erres, y el consecuente déficit comunicativo, ha lastrado la carrera de un político que muchos consideraban el sucesor de Jordi Pujol en vez de Artur Mas.

Nació en Barcelona hace 57 años, es licenciado en Medicina y especialista en Pediatría. En 1988, Pujol le nombró consejero de Sanidad. En 1996 se hizo cargo de la Consejería de Presidencia y se convirtió en el hombre de confianza del president. En las últimas generales, Trias encabezó la lista de CiU y durante cuatro años ha ejercido de portavoz del grupo parlamentario de CiU en el Congreso. Ahora quiere ser alcalde de Barcelona.

Pregunta. Primero fue Miquel Roca, luego Joaquim Molins, ahora usted. Parece que el destino de los portavoces de CiU en el Congreso sea acabar de candidatos a la alcaldía de Barcelona. ¿En caso de no lograr un buen resultado, usted también se retirará de la política?

'Hay que crear un consorcio del área metropolitana de Barcelona para colaborar con las distintas Administraciones, no como un contrapoder'

Respuesta. No. Mire yo voy a estar 12 años en política municipal y estoy convencido que me retiraré siendo alcalde de Barcelona. Si no es en estas elecciones seré alcalde en las siguientes.

P. El último candidato de CiU a la alcaldía, Molins, logró 10 regidores. ¿Qué resultado espera lograr usted?

R. Un buen resultado es 14 o 15 concejales lo que permitiría a CiU situarse en una posición de partido bisagra a la hora de configurar un nuevo Gobierno municipal. En el partido me dicen que 12 sería un éxito, pero yo no lo creo.

P. El principal problema que preocupa a los barceloneses es el acceso a la vivienda de jóvenes y gente mayor.

R. El problema no es sólo del ayuntamiento. También depende del Gobierno y de la Generalitat. No tendremos vivienda de alquiler a bajo precio si no se incentiva a los promotores y a los inquilinos con ventajas fiscales. Además, debe haber una actuación por parte de las Administraciones para acabar teniendo un parque de vivienda pública con alquileres bajos en los que no se repercuta el coste del suelo.

Eso se traduce en que el Ayuntamiento no debe vender terrenos como ha hecho hasta ahora sino que debe comprar suelo o edificios para rehabilitar y luego ofrecer alquileres bajos. Hay que evitar que las Administraciones en cuanto tengan un terreno construyan un hotel para lograr plusvalías.

P. ¿Qué medidas concretas propone en su programa?

R. Recalificaremos algunas zonas para hacer vivienda de alquiler. Además, aquellos terrenos que tiene el ayuntamiento o la Generalitat en vez de subastarlos o ofrecerlos a los promotores para financiar obras como la estación de la Sagrera, lo que hay que hacer es utilizarlos para construir vivienda de alquiler a precio barato.

P. En este sentido, la Generalitat quería utilizar los terrenos de la cárcel Modelo para venderlos y financiar una nueva prisión.

R. Si soy alcalde no lo dejaré hacer. Les haré la vida imposible para que no puedan hacer eso. En Barcelona no hay terrenos y no podemos utilizar el suelo público para hacer operaciones inmobiliarias para financiar esto y aquello. No entiendo que en Diagonal Mar o el Fórum el ayuntamiento haya sido incapaz de quedarse nada para construir vivienda de alquiler.

P. Pero el actual alcalde ya ha iniciado proyectos, ¿no?

R. Sí, pero ha decidido dar los pisos de alquiler a cinco años. Generalitat y ayuntamiento se han de poner de acuerdo para cambiar esta normativa. No sé cómo haré yo para sacar a esta gente de los pisos dentro de cinco años. Me veo incapaz de echar a una joven que acaba de encontrar pareja y que se plantea tener un hijo. Además, no sé dónde los llevaré.

P. ¿Y en cuanto a vivienda de protección oficial?

R. Nosotros queremos que en todas las promociones, más de un 30% fuese de protección oficial. Es increíble que en una operación inmobiliaria como el Fórum 2004, no haya nada de protección oficial dentro del término municipal de Barcelona.

P. ¿Se puede afrontar el problema de la vivienda sin tener en cuenta el entorno metropolitano de Barcelona?

R. No. Hemos de crear un consorcio del área metropolitana, pero no como un contrapoder a la Generalitat, sino como una fórmula de colaboración entre Administraciones. Debería ser un consorcio voluntario en el que estén las poblaciones que quieran y, en mi opinión, debería estar presidido por el presidente de la Generalitat, sea del color que sea. Y luego deberían crearse dos vicepresidencias y la figura del consejero delegado que debería ser elegido por los ayuntamientos con el acuerdo de la Generalitat. Sería un consejero delegado que no gestiona muchas cosas, pero sí que impulsa cosas que gestionan los consorcio sectoriales o los propios ayuntamientos. Sea quien sea el presidente de la Generalitat, me tendrá a su lado para montar este consorcio.

P. La inmigración es uno de los retos de Barcelona.

R. Para mí hay dos retos, la inmigración y la tercera edad. Es imprescindible que la gente que venga aquí esté legalizada y para eso es imprescindible que exista una política europea de inmigración. Hemos de perseguir mafias para evitar abusos, injusticias sociales y explotación. Hemos de lograr una sociedad donde se respeten los derechos y los deberes y que se articule de forma intercultural, más que multicultural. Ese problema debe empezar a resolverse en el colegio, en los barrios, en las entidades asociativas o clubes deportivos. Hay que hacer que los que venga se sientan catalanes como ya ha ocurrido en otras olas de inmigración. Es la asignatura más complicada que tenemos en los próximos 15 años.

P. Guarderías y residencias de la tercera edad son otras de las demandas que hacen los barceloneses.

R. Yo me comprometo a que todos los niños pequeños que necesiten una guardería tengan plaza en la ciudad de Barcelona dentro de cinco años, ya sea pública o privada subvencionada. Para pagar ese servicio hay que llegar a un acuerdo entre Generalitat y ayuntamiento.

Igual ocurre en el caso de la asistencia domiciliaria a gente con dependencia. Una ciudad como Barcelona debe ser capaz de asegurarles la asistencia. Hay dinero para pagar eso y seguro que la Generalitat tiene que pagarlo.

P. Seguridad y limpieza también preocupan.

R. Yo ligo estas dos cosas. Para ello hay que crear la figura del guardia urbano de barrio que es el encargado de velar por la calidad de vida en el barrio. No puede ser que en cuatro años se hayan amortizado 530 plazas de guardia urbano. Además, la ciudad tiene unas dimensiones más grandes, más turistas, más necesidades que deben resolverse mediante una adecuada financiación.

Una nueva financiación municipal

La apuesta de CiU para solventar el vacío financiero que deja el IAE en las arcas municipales es la que se propone en la Carta de Barcelona: cubrir una parte importante de los ingresos locales a través de una cesta de impuestos. Según Trias, en esta cesta de impuestos debería tener un fuerte peso el IVA minorista, ya que 'Barcelona es un foco de atracción para la gente de fuera, eso genera unos gastos y una gran tensión en la ciudad, y es lógico buscar una fuente de ingresos que vaya ligada al consumo'. En su opinión, se debería aprovechar la supresión del IAE para 'dar una solución definitiva a este problema'.

Trias considera que la ley de grandes ciudades que quiere sacar adelante el PP no es suficiente para la capital catalana. 'Madrid y Barcelona deben tener una ley especial, ya que son dos capitales con los gastos que eso conlleva'. Además, 'todos los partidos políticos catalanes hemos votado en el Parlament a favor de la Carta y ahora en el Congreso a todos les entra el pánico. No entiendo la oposición, pero menos que ni quieran sentarse a dialogar un acuerdo de mínimos'.

Además de la financiación, la Carta debería permitir al ayuntamiento asumir competencias como son justicia o capacidad para gestionar su propia organización interna.

En cuanto al Fórum 2004, Trias cree que es una gran operación urbanística vestida primero de exposición universal y luego de 'una buena idea que es hacer un fórum de las culturas de la paz y de la sostenibilidad'. En su opinión, la operación urbanística es brillante pero conservadora, ya que no hay vivienda de protección.

En cuanto al contenido, el 'Fórum debe ser una gran conferencia sobre la paz y de cómo deben solucionarse los conflictos. Hemos de decir al mundo que hay guerras, pero nosotros vamos a crear un espacio de reflexión profunda'. Trias critica la falta de promoción del evento que se ha hecho en Estados Unidos, 'donde hay que ir a decirles que el año que viene, aquí en Barcelona, se hará un encuentro donde se discutirá el concepto de paz y qué sistemas hay para solventar conflictos'.