Cuentas

ABN Amro eleva un 73,8% su beneficio neto gracias a la reducción de costes

El grupo bancario holandés ABN Amro aumentó un 73,8% su beneficio neto en el primer trimestre en relación al mismo periodo del año anterior, hasta 690 millones de euros, cifra muy superior a las previsiones de los analistas. La entidad registró una carga extraordinaria de 205 millones debido a su reorganización, sin esta carga, el beneficio hubiera alcanzado los 602 millones.

"A pesar de las continuas dificultades del mercado, hemos mantenido una buena evolución en el primer trimestre", señaló su presidente, Rijkman Groenink, que atribuyó estos resultados a la diversidad de las fuentes de ingresos y al éxito del programa de reestructuración. La supresión de 400 empleos, alrededor del 15 % de su plantilla en Francia, ya fue anunciada hace dos meses por el comité de empresa del banco holandés, aunque la dirección de ABN Amro la ha confirmado ahora.

Asimismo el beneficio operativo trimestral del banco creció un 6,2%, hasta 1.432 millones, mientras que el producto neto bancario descendió un 4,8%, con 4.517 millones. Los mejores resultados procedieron de su división de clientes particulares y comerciales, que aumentó un 0,9% su producto neto bancario, hasta 2.732 millones, lo que representa una cifra récord, gracias a la reducción de cargas.

Por su parte, el segmento de consumidores y clientes comerciales registró un incremento de los ingresos del 39,6%, hasta 659 millones, aunque en Brasil esta rama los redujo un 41,2 %, hasta 50 millones. La rama dedicada a grandes clientes disminuyó un 89,4 % sus pérdidas, hasta 20 millones, gracias al proceso de reestructuración aplicado.