La enoteca

El oro de Rioja

Con más de un siglo de historia, esta bodega ha sido toda una revolución dentro de la línea clásica de elaboración riojana

En 1894 Cosme Palacio funda en el municipio de Laguardia, capital de La Rioja Alavesa, Bodegas Palacio, con el tiempo convertida en una de las integrantes del reducido grupo de bodegas riojanas centenarias. Pero no es sólo una de las firmas más antiguas de esta prestigiosa región vinícola, sino la bodega que protagonizó a finales de los ochenta y principios de los noventa una revolución dentro de la línea clásica de elaboración riojana, hasta entonces caracterizada por las largas crianzas del vino en barricas de roble viejas.

Hoy en día Palacio es una bodega moderna, equipada con la tecnología más avanzada, que elabora vinos con una excelente relación calidad-precio presentes en países de todo el mundo. Junto a sus nuevas instalaciones de elaboración y crianza, que albergan más de 12.000 barricas principalmente de roble francés, se encuentra la bodega original de 1894, actualmente reconvertida en un bello hotel integrado en el Patrimonio Cultural Vasco.

La bodega ha pasado en los últimos 30 años por distintos propietarios. En 1972 deja de pertenecer a la familia Palacio y pasa a ser dirigida por el grupo Domecq, que más tarde permitiría el control del 50% a la empresa canadiense Seagram. Cuatro años después Domecq abandona para emprender sus propios proyectos vinícolas en solitario y a finales de los ochenta, Seagram vende la bodega, que pasaría a quedar bajo la dirección del francés Jean Gervais, con una gran experiencia en el sector vinícola. Gervais iniciaría una gran revolución dentro de Palacio, modernizando sus postulados vinícolas, renovación para la cual contaría con la colaboración del prestigioso enólogo francés Michel Rolland. Comienza entonces una renovación de la filosofía elaboradora basada en maceraciones largas y, principalmente, en la utilización de barricas nuevas de roble francés para la crianza de los vinos.

La primera consecuencia de estos cambios fue la creación del tinto Cosme Palacio y Hermanos, elaborado según estas nuevas pautas. Poco después, muchos bodegueros de La Rioja comienzan a plantearse la necesidad de aplicar largas maceraciones al mismo tiempo que abogan por la sustitución de las barricas viejas por otras nuevas de roble francés y por la reducción de los tiempos de crianza para ajustarlos a las necesidades reales del vino.

En Bodegas Palacio la gama de vinos comienza también a renovarse: Castillo Rioja, marca que nace en 1916, cambia para convertirse en un tinto de semicrianza; Glorioso, uno de los vinos más emblemáticos de la casa y elaborado desde 1928, se transforma en un vino afrutado y con buen tanino. Además, aparece una nueva marca: Milflores, un tinto joven fresco y floral. Sin embargo, la bodega decidió conservar la unión con el pasado a través de su vino El Pórtico, para el que sí se mantuvieron las barricas de roble americano. La última marca de Palacio es Bodegas Palacio Reserva Especial, elaborado sólo en las grandes añadas y a partir de cepas viejas y criado en roble nuevo francés.

En definitiva, una gama de vinos elaborados con uvas procedentes del corazón de La Rioja Alavesa y basados en su mayoría en la variedad tempranillo, la estrella de los vinos riojanos, capaz de competir en calidad con las variedades nobles internacionales.

En 1998 Gervais vendió la bodega al grupo vinícola Hijos de Antonio Barceló, que ha mantenido la anterior filosofía elaboradora y que ha dado un importante impulso a los vinos de Palacio fuera de nuestro país.

Glorioso. Tinto. Reserva 1998

Glorioso Reserva 1998 es un monovarietal de tempranillo y recibió una crianza de 22 meses en barricas de roble francés. En cata presenta un color rojo granate oscuro con destellos del mismo tono en su ribete. Buena intensidad aromática con una primera impresión de frutos rojos compotados sobre tonos especiados bien ligados sobre notas torrefactadas y un fondo balsámico. En boca es carnoso, redondo con un tanino pulido, pero fresco, en mitad de boca aparece con buenas sensaciones táctiles dejando un posgusto de buena persistencia donde reaparecen las notas especiadas y tostadas apreciadas en la fase olfativa. Acompañará platos de carne guisada como las calderetas de cordero.

Crianza: 22 meses en barricas de roble francés. Variedades: tempranillo. Cosecha: 1998 -muy buena-. Temperatura de servicio: 18º C. Precio aproximado en bodega: 9,50 euros.

Bodegas Palacio. Tinto. Reserva Especial 1996

Hermoso color rojo cereza granate con suave ribete teja. En nariz, gran complejidad y elegancia, las primeras notas aromáticas que percibimos pertenecen a tabaco de pipa y cuero muy viejo, más tarde aparecen recuerdos especiados sobre un delicado, pero nítido fondo de frutas en confitura. En boca resulta sabroso y muy equilibrado, taninos perfectamente fundidos en el conjunto le confieren un paso de boca redondo, pulido y sedoso; gustativamente aún mantiene una buena carga frutal. Final distinguido marcado por recuerdos especiados de larguísima persistencia. Todo un ejemplo de elegancia y armonía, como corresponde al buque insignia de la bodega. Perfecto para acompañar carnes rojas.

Crianza: 24 meses en barricas nuevas de roble francés. Variedades: tempranillo. Cosecha: 1996 -muy bueno-. Temperatura de servicio: 18º C. Precio aproximado en bodega: 29,75 euros.

Cosme Palacio y Hermanos. Crianza 2000

Rioja moderno muy bien elaborado: equilibrio entre un gran carácter frutal y la justa aportación de unas excelentes barricas. Preciso color rojo cereza picota muy madura con ribete granate intenso, bien cubierto de capa. En nariz despliega con gran intensidad y complejidad aromática abundantes notas frutales, recuerdos especiados, ecos de madera de cedro y un elegante fondo de pan recién horneado. En boca resulta carnoso y con un excelente esqueleto, taninos nobles y maduros se expresan dando amplitud y volumen en el paso de boca, una buena acidez mantiene la frescura y vivacidad. Larga persistencia final con recuerdos tostados y de torrefacción. Maridará perfectamente con platos de caza de pluma.

Crianza: 13 meses en barricas nuevas de roble. Francés. Variedades: tempranillo. Cosecha: 2000 -buena-. Temperatura de servicio: 18º C. Precio aproximado en bodega: 11,85 euros.