Investigación

La justicia de Andalucía suspende la inspección de la Junta en Cajasur

Cajasur se ha anotado un tanto en su batalla judicial con la Junta de Andalucía. Ayer trascendió que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha acordado suspender, en respuesta a un recurso de la caja cordobesa, la inspección del Gobierno andaluz en la entidad. El alto tribunal andaluz argumenta que esta supervisión es competencia del Gobierno central por estar Cajasur adscrita a la Ley Financiera, aunque en la suspensión provisional previa a este auto el TSJA sólo puso objeciones a que la inspección de la Junta se hubiera realizado con la ayuda auxiliar de auditores privados. Este cambio de tutela administrativa es cuestionado por la Junta, el PSOE y la Diputación de Córdoba, que tienen recurrida la Ley Financiera y los nuevos estatutos de la caja ante el Tribunal Constitucional y los tribunales ordinarios.

En cualquier caso, la Consejería de Economía alegó obstrucción por parte de la caja y ya decidió en febrero pasado suspender temporalmente su inspección en Cajasur, trasladando el resultado de la investigación a la Fiscalía Anticorrupción por presuntos delitos penales de apropiación indebida y falsedad documental. Cajasur y el PP, por su parte, venían sosteniendo que la inspección de la Junta en la entidad era ilegal, ya que estas competencias estarían ahora en manos del Gobierno central gracias a la Ley Financiera.

En este sentido, el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, señaló ayer que el auto es un 'varapalo judicial' que según su opinión confirma las irregularidades cometidas por la consejera Magdalena Álvarez. Fuentes de la Junta restan valor a la decisión del tribunal y la tildan de 'mero trámite'.

La titular de Economía no entró ayer a valorar públicamente el auto, aunque horas antes de darse a conocer sí opinó sobre la fusión de las cajas sevillanas y la eventual compra del Zaragozano por parte de cuatro cajas andaluzas. A este respecto, indicó que 'todos los movimientos' que se hagan para aumentar la dimensión de las cajas andaluzas 'son buenos'.