Bolsas en el Mundo

Los inversores ponen freno al empuje alcista y pasan por caja

Las Bolsas europeas y estadounidenses echaron ayer el freno después de tres jornadas consecutivas de avances. En Wall Street, Dow Jones (-XX%) y Nasdaq (-XX%) cerraron en rojo lastrados por las tomas de beneficios y por el inesperado repunte de las últimas peticiones semanales por desempleo, que pesaron más que el buen dato de pedidos duraderos.

Los inversores ya no se conforman con que los resultados de las empresas superen los objetivos de beneficios: quieren ver a la economía salir de las catacumbas. Consideran, además, que las metas fijadas para el primer trimestre no son una referencia válida, ya que están viciadas tanto por las continuas rebajas llevadas a cabo en los meses anteriores como por el bajo punto de partida que suponen las cifras registradas en el mismo periodo del año anterior.

Los últimos resultados empresariales no dejaron buen sabor de boca. La firma de publicidad por Internet Oberture cedió un xx% después de que en la víspera anunciara unos resultados peores de lo previsto y recortara sus metas para el resto del año.

La aseguradora American International cedió el xx% condicionada por la caída de sus beneficios y por el daño que están sufriendo sus filiales asiáticas con la crisis de la neumonía atípica.

La subida más destacada en Nueva York fue para la aseguradora de automóviles AmeriCredit (+XX%), donde pesó más la dimisión de su presidente que las fuertes pérdidas registradas en el primer trimestre.

Las Bolsas europeas notaron ayer los primeros síntomas de debilidad después de tres sesiones consecutivas al alza. Las ganancias de la mañana se esfumaron una vez que Wall Street abrió a la baja. Las pérdidas fueron especialmente pronunciadas en Alemania (-2,78%) y Holanda (-3,14%). En el resto de plazas las caídas rondaron el 1,7%

Los sectores de automoción (-3,91%), materias primas (-4,27%) y turismo (-2,22%) fueron el principal lastre del mercado. Entre los fabricantes de automóviles sobresalieron las caídas de DaimlerChrysler y Volkswagen. Pese a que esta última compañía ya había anunciado para el último trimestre una caída de los beneficios, los inversores mantenían la esperanza de que lograra mejorar sus previsiones. Volkswagen reconoció ayer que no va a ser así y perdió un 2,66%. DaimlerChrysler, por su parte, cayó el 5,08% tras señalar que su filial estadounidense no logrará el objetivo de beneficios fijados para el primer trimestre. Las caídas contagiaron a las francesas Renault (-2,16%) y Peugeot (-2,67%).

En lo que respecta al sector de materias primas, algunos analistas señalaron que la caída en el crecimiento de algunos países asiáticos por los efectos económicos de la neumonía atípica puede provocar un descenso de los precios. Las mineras británicas BHP Billiton (-8,19%) y Río Tinto (-7,08%) fueron las más afectadas por estos temores. La caída de los viejas a Asia por el miedo a esta enfermedad castigó también a las cadenas hoteleras Hilton (-5,91%) y Tui (-6,2%), y a la aerolínea British Airways (-5,39%).

La referencia en el calendario de resultados fue la farmacéutica Sanofi-Synthelabo (-3,34%), cuyas cifras decepcionaron al mercado.

El real brasileño tocó ayer su máximo frente al dólar de los últimos nueve meses. El optimismo sobre la economía llevó a la moneda a muy cerca de las tres unidades por dólar. El Bovespa, sin embargo, cedió el xx%.

La pandemia de neumonía atípica que se ha cebado en algunos países de Asia se ha contagiado también a las Bolsas, temerosas del impacto económico que está generando esta enfermedad en sectores tan cruciales para algunas economías como el turismo. Hong Kong cayó el 1,1%, hasta la cota más baja en cuatro años, mientras que Taiwan cedió más de un 4%. Sólo se salvó Tokio (+0,79%), impulsada por la publicación de resultados empresariales mejores de lo previsto.