Nuevas ayudas

Anfac sugiere al Gobierno una extensión del Plan Prever a los coches de segunda mano

Más generosidad a la hora de estudiar el nuevo Plan Prever, que sustituirá al actual desde su vencimiento el 31 de diciembre, es lo que ha pedido hoy al Gobierno el presidente de Anfac, la asociación de fabricantes de automóviles y caminones, Jesús Ruiz Beato.

Las ayudas vigentes para la adquisición de un nuevo vehículo son de 480 euros para los turismos con más de diez años de antigüedad que, posteriormente, subieron a 721 si el coche era de gasolina con plomo y se cambiaba por otro nuevo, también del ciclo gasolina. "La nueva ayuda no ha de ser inferior a la cifra actual y evidentemente ha de hacerse extensiva a los coches de segunda mano" y por tiempo indefinido, señaló hoy Ruiz Beato durante la presentación del 32 Salón Internacional del Automóvil, que tendrá lugar en Barcelona del 26 de abril al 4 de mayo. Una posibilidad, según Ruiz Beato, es ofrecer una ayuda para la compra de coches nuevos y otra inferior para los de segunda mano, "que, como no están gravados por ningún impuesto, se deduciría directamente del IRPF".

Para el presidente de Anfac, "no se trata de una ayuda a los fabricantes sino al conjunto de la sociedad, ya que tenemos un parque móvil donde el 20% de los vehículos producen el 80% de la contaminación, donde el 35% de los coches tienen más de 10 años y en el que los vehículos más inseguros se ponen en manos de los conductores más jóvenes y con menos recursos".