Analistas

Merrill Lynch rebaja la recomendación de Santander porque ofrece poco potencial alcista

Los analistas de Merrill Lynch consideran que las acciones de Santander tienen poco recorrido alcista a los niveles actuales. Como consecuencia, han recortado de comprar a neutral su recomendación sobre el valor. Merrill calcula que los títulos de Santander deberían valer 7,1 euros cada uno. Cerraron ayer a 6,78 euros tras avanzar un 0,59%, lo que deja a Santander un potencial de revalorización del 4,7%. Insuficiente, según Merrill, para justificar una recomendación de compra. Los expertos han sumado el valor de las distintas líneas de negocio y señalan que ninguna de ellas está barata: el PER del negocio minorista doméstico es de 13 veces, similar al de Popular. México cotiza con un PER de nueve veces y el resto de América Latina, ocho.

Los resultados del primer trimestre reflejarán depreciaciones en América Latina, por lo que, aunque el beneficio no se mueva mucho, los ingresos se reducirán. 'En la segunda mitad del año el mercado reconocerá la reducción en el perfil de riesgo', señala Merrill, 'lo que acelerará la ventaja de Santander sobre BBVA.

Aun así, la tesis de inversión de Merrill es clara: 'Centrarse en los bancos minoristas que pueden presentar crecimientos en el negocio que compensen la presión en márgenes y que ofrezcan un perfil defensivo ante el deterioro de las condiciones macroeconómicas'. Decir esto es recomendar Bankinter y Popular, dos bancos 'ultradefensivos' para los expertos.

Los analistas de Merrill han elevado el precio objetivo de Bankinter a 30 euros desde 26. Ayer cerró a 27,14 tras ceder el 0,37%. Merrill ha elevado el precio a la luz de los resultados publicados el pasado jueves. Combinan crecimiento con el perfil defensivo del valor y sostienen la recomendación de compra emitida. El crédito al cliente ha crecido el 9,7% en el trimestre, y a 30 euros por acción Bankinter cotizaría, según los analistas, con un PER de 12 veces, ajustado teniendo en cuenta la provisión anticíclica del Banco de España. æpermil;sta restará 35 millones al beneficio.