æscaron;ltima

Los científicos descifran el libro de la vida

Dos años antes de lo previsto y cuando se van a cumplir 50 años del descubrimiento de la estructura en hélice del ADN, un consorcio público formado por cientos de expertos de seis países anunció ayer el desciframiento de la secuencia del genoma humano, o libro de la vida. Aunque se abre la puerta a una auténtica revolución en la medicina, los científicos advirtieron que la descodificación del mapa genético humano es sólo un primer paso. El consorcio internacional de carácter público que comunicó ayer el descubrimiento está liderado por el National Human Genome Research Institute (NHGRI) y el Departamento de Energía estadounidense. El instituto británico Wellcome Trust Sanger ha descifrado un tercio de la secuencia del genoma humano.

El próximo 24 de abril el NHGRI publicará en la revista Nature su visión de lo que denomina 'la era del genoma', coincidiendo con el 50 aniversario de la publicación en la misma revista de los descubrimientos de James Watson y Francis Crick sobre el ADN. Un día antes, la compañía privada Celera Genomics ofrecerá una rueda de prensa para explicar sus resultados trimestrales correspondientes a su actual ejercicio fiscal. La conferencia tendrá su morbo.

Celera y el consorcio internacional han mantenido en los últimos años una agresiva rivalidad. La compañía privada defiende su derecho a vender sus descubrimientos, mientras que para el grupo público se trataría de una práctica inmoral. En 2001 los dos bandos empezaron a comunicar avances en sus trabajos y desde entonces ambos aludían a errores mutuos en sus descubrimientos respectivos. Un año antes el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y el primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, acordaron apoyar la publicidad gratuita de los avances en este campo.

El ser humano está formado por cerca de 30.000 genes, tan sólo el triple de los que contienen organismos mucho más simples como la mosca de la fruta. La complejidad de las investigaciones viene dada ahora por los cientos de miles de proteínas que conforman los genes. El mapa genético permitirá en un futuro descubrir tratamientos para enfermedades hasta ahora incurables, o tratar genes defectuosos. El descubrimiento comunicado ayer es 'como el primer intento de avanzar desde un casete de música de demostración hasta un CD clásico', explicó Jane Rogers, de Wellcome Trust Sanger.

A pesar de los dardos lanzados desde el consorcio público a Celera, y viceversa, la competencia que han mantenido estos años ha servido para agilizar los trabajos.