Alianza

La autoridad alemana de Competencia impone la mayor multa de su historia a seis cementeras

La Oficina alemana de la Competencia impuso hoy la multa más elevada de su historia, que asciende a 660 millones de euros, a las seis principales cementeras del país por entender que habían alcanzado una alianza ilícita entre ellas, informó hoy el organismo.

Los grupos afectados por esta sentencia cerraron acuerdos entre ellos sobre las cuotas de producción y el reparto por regiones del país, en algunos casos, desde los años setenta. Las empresas son las dos líderes del sector en Alemania (Dyckerhoff y HeidelbergerCement) y Alsen, Readymix, Schwenk Zement KG y la filial francesa de Lafarge.

Sólo la multa a HeidelbergerCement asciende a 251,5 millones de euros. El grupo ya ha anunciado que apelará ante la Justicia alemana esta sanción. Su competidora Dyckerhoff deberá pagar 95 millones.

"Las alianzas a las que han llegado las cementeras durante decenios han impedido toda competencia en este mercado", criticó el presidente de la oficina anticártel alemana, Ulf Boege, cuyo organismo abrió una investigación el año pasado después de recibir el aviso de empresas del sector.

"Los precios se incrementaron a niveles que no habrían alcanzado en condiciones normales de competencia", estimó Boege, quien considera que los clientes de las empresas sancionadas y los consumidores han sufrido "daños muy importantes".