Alimentación

Landaluz baja un 40% el coste de transporte de sus socios

Las pymes de Landaluz, la mayor asociación de empresas agroalimentarias andaluzas, reducirán hasta un 40% sus costes de transporte al agrupar este servicio en una correduría que gestionará la empresa logística Lamagnière, ubicada en Sevilla.

La central de compras de Landaluz, constituida a finales del año pasado, acaba de cerrar una de sus primeras medidas para reducir los costes de sus socios, integrados por cerca de un centenar de empresas que facturan algo más de 3.000 millones de euros, casi el 30% de todo el sector agroalimentario andaluz.

Entre los asociados de Landaluz se encuentran varias de las grandes industrias agroalimentarias regionales, pero muchas son pymes que precisan de una mayor eficacia en el transporte de sus mercancías. 'La mayoría trabajan con una gran variedad de empresas de distribución, que no les hacen grandes pedidos, por lo que no llenan los camiones e infrautilizan los envíos', explica Santiago Urquijo, portavoz de Landaluz.

Para optimizar esos transportes, la central de compras de Landaluz ha decidido crear una correduría que gestionará la empresa logística Lamagnière, ubicada en Sevilla, de manera que las pequeñas firmas de la asociación, a las que más beneficiará el servicio, se ahorrarán entre un 30% y un 40% de los costes de transporte -cifrados en unos 20 millones de euros anuales, según Urquijo-, al poder agrupar los envíos de distintas compañías.

Por tierra y mar

Landaluz prevé que Lamagnière gestione el primer año unas 100.000 toneladas de productos, una quinta parte del volumen total de mercancías que mueven las empresas de la asociación. En un principio la correduría operará en transporte terrestre y marítimo, tanto a nivel nacional como internacional, y a partir del verano incluirá también envíos por avión.

La central de compras de Landaluz está diseñando otras operaciones para reducir los costes de sus empresas. Por ejemplo, la centralización de diversas provisiones, como el cartón para los envases y embalajes, o el material de oficina, en el que negocia un acuerdo con una empresa malagueña para realizar sus compras a través de su plataforma virtual en Internet. Como contrapartida, los socios de Landaluz podrán vender sus productos en Hostelcompra, portal creado por la firma malagueña para la hostelería local.

Otra de las medidas es la inclusión en la central de compras de empresas ajenas a Landaluz, como la distribuidora Covirán, la mayor firma andaluza del sector y cliente de muchas de las empresas de la asociación, con lo que la central 'aumentará su capacidad de negociar precios en muchos aprovisionamientos', afirma el portavoz.

Landaluz pretende también gestionar otros aspectos del negocio de sus socios, como la exportación. Para ello realizará campañas de publicidad unificadas, entre ellas una en los países del este de Europa, 'en la que el coste no será monetario; el pago será en mercancías', dice Urquijo.