'Telecos'

Los despidos en el sector tecnológico de EE UU se reducen a la mitad hasta marzo

Las empresas de telecomunicaciones estadounidenses parecen señalar la luz al final del túnel que atraviesa el sector de tecnología en su conjunto desde que los inversores se desilusionaron tras el estallido de la burbuja de Internet a finales de 2000. Según los datos de la consultora Challenger, Gray & Christmas, durante los primeros tres meses del año, las telecos prescindieron de 15.862 personas.

Aunque el dato no es para lanzar las campanas al vuelo, es un 81% inferior a los 82.522 empleados que despidieron en el primer trimestre de 2001. Gracias a las telecos, el conjunto del sector tecnológico ha conseguido presentar una cifra de 61.032 puestos de trabajo perdidos en el primer trimestre, que es prácticamente la mitad (un 45%, en concreto) de los 110.247 trabajadores que perdió en el mismo periodo del año pasado.

La convulsión en esta industria provocó que, entre 2001 y 2002, se perdieran 586.634 puestos de trabajo en Estados Unidos, de forma que los recursos humanos de las telecos en este país se han reducido a la mitad.

'Ahora que la mayoría de las empresas de telecomunicaciones más débiles se han quedado fuera del mercado o han sido absorbidas por compañías más fuertes, esta industria se encamina a una cierta estabilización en lo que a empleo se refiere', afirma John Challenger, consejero delegado de la consultora con sede en Chicago.

'Sin embargo -prosigue-, este sector se mantendrá remiso a crear empleo, en parte debido a la guerra de Irak, pero también por la desgana de las empresas a afrontar nuevas inversiones en medio de la incertidumbre económica que pesa tanto aquí como en el extranjero'.

Lejos de amainar este flujo incesante de profesionales que trabajaron para engrandecer la llamada nueva economía, las plantillas del resto de las industrias de informática, electrónica e Internet siguen reduciéndose.

La nueva economía

Las puntocom estadounidenses que aún resisten en activo han despedido a 1.812 personas hasta marzo, un 28% más que en el mismo periodo del año anterior. De forma paralela, los fabricantes de informática han reducido sus plantillas en 17.088 personas, un 29% más.

Pero ahora el personal que más sufre en Estados Unidos es el de las fábricas de equipos y componentes electrónicos, que han despedido en conjunto a 26.270 trabajadores, exactamente el doble que en los tres primeros meses del año pasado. Entre ellas, se cuentan los 1.200 trabajadores que pierde la división de semiconductores de la holandesa Royal Philips Electronics, tras anunciar el cierre de dos de las tres fábricas que tiene en Estados Unidos.

A este respecto, Challenger se lamenta de que 'la mayoría de los puestos de trabajo que se pierden en esta industria no volverán', porque, cuando las empresas se animen a invertir, lo harán en países 'donde la mano de obra es más barata'.

No obstante, el conjunto de los 61.032 empleos perdidos en todas las empresas relacionadas con la tecnología representan un 17% de los 355.795 puestos de trabajo que se han perdido este trimestre en Estados Unidos. En 2002, las tecnológicas acapararon el 33% de los 1,46 millones de despidos, mientras que en 2001 aportaron nada menos que en el 36% de los 1,95 millones de puestos de trabajo perdidos.

Otro signo esperanzador es que el gasto de las empresas estadounidenses en equipo y soluciones informáticas aumentó un 5% en el último trimestre del año pasado, lo que marca tres trimestres consecutivos de recuperación del gasto.