Análisis

La liquidez pone en peligro la estabilidad financiera

Los analistas de UBS Warburg consideran justificada la subida registrada por Iberdrola en las últimas semanas. Ha ganado el 9% desde el inicio de marzo y los expertos no consideran que se trate sólo de una prima por la opa de Gas Natural. Ahora bien, han rebajado la recomendación a neutral porque consideran que, aunque queda potencial de revalorización, ello no justifica una recomendación de compra. Iberdrola cerró con alza del 1,33%.

Credit Suisse ha elevado la recomendación sobre Gas Natural a neutral desde peor que el mercado. La mejora está vinculada a la caída en el precio de Gas Natural, que ha retrocedido el 15% en cinco semanas. Los expertos han recortado el precio objetivo de 18 a 15,3 euros por acción. El precio incluye diferentes escenarios posteriores a la opa sobre Iberdrola, tanto el fracaso (lo más verosímil para Credit Suisse) como una elevación de la oferta. La acción subió el 3,42%.

La guerra ha convertido a la aerolínea en uno de los valores más volátiles del mercado español. Cuando la Bolsa baja está entre las acciones más castigadas, y cuando el Ibex sube siempre se cuela entre los mejores valores. En la sesión de ayer marcó una ganancia del 7,52%. En lo que va de año Iberia ha subido un 2,14%. Un comportamiento que mejora, con mucho, el de las demás empresas de la industria de las aerolíneas, azotadas por una grave crisis.

Fuerte volumen de negocio en el sector bancario La cotización se estabiliza tras la emisión de acciones Marca un ascenso del 7,52%, el mayor del Ibex Credit Suisse eleva la calificación por la caída del valor UBS no vislumbra potencial alcista

La banca capitaneó los ascensos del Ibex ayer. Igualmente destacable fue el alto volumen de acciones intercambiadas en el mercado de bloques. Banco Popular, que subió un 2,02%, movió en bloques seis millones de acciones, el 2,7% del capital. BBVA (+7,07%) movió en acciones por valor de 200 millones de euros en los bloques y otros 224 millones en el continuo. Santander, que cerró con alza del 5,03%, intercambió títulos por 165 millones en bloques y por 200 millones en el mercado.

Jazztel ha emitido los títulos que restaban para completar el canje de deuda por capital. La compañía tuvo que ceder a sus acreedores el 90% del capital para evitar la quiebra. La dilución del capital y la llegada de capital al mercado han castigado con dureza la cotización de la compañía de telecomunicaciones en los últimos meses. En las jornadas más recientes los precios se han estabilizado. Ayer Jazztel cerró sin cambios, y negoció tres millones de euros.

El dinero sigue ajeno a la renta variable. De hecho, el inversor final ha ido alejándose de los mercados desde que estallara la burbuja tecnológica hace tres años. Los cortoplacistas han sido y son los dueños de cada sesión.

Y precisamente el estallido de la burbuja tecnológica ha configurado otra, la de liquidez. Fernando Luque, de Morningstar, opina que 'la enorme liquidez que existe en los mercados podría favorecer una fuerte recuperación de las Bolsas en el momento en que los inversores decidan aumentar el riesgo de sus inversiones, pero también plantea serios riesgos para la estabilidad financiera'.

A su juicio, la liquidez se ha ido configurando principalmente sobre la renta fija. 'El dinero es miedoso por naturaleza y siempre busca el refugio de la renta fija en momentos de gran incertidumbre como el actual. Pero no ha ido a parar sólo a los mercados de bonos, sino sobre todo a los monetarios; la cantidad que hay reposando en los fondos monetarios, depósitos a corto plazo o cuentas corrientes es extremadamente elevada', dice.

El Fondo Monetario Internacional ha advertido del daño colateral que podría ocasionar este reflujo de dinero hacia las Bolsas, sobre todo si se produce de una forma sincronizada y violenta. 'Un trasvase masivo de dinero de unos activos a otros podría generar una enorme volatilidad en los tipos de interés que perjudicaría el sistema financiero mundial. Que las Bolsas suban lo deseamos todos. Que lo hagan de forma ordenada sería lo más deseable para los inversores', comenta Luque.