Operación

Teldat arrebata a Cisco la renovación de la red de 'telecos' del SCH

Teldat es una de las pocas empresas españolas supervivientes en la última crisis de las tecnológicas, que ha dejado el sector nacional como un auténtico solar.

Con una plantilla de 165 trabajadores y una facturación de 25 millones de euros, ha conseguido la proeza de disputar y finalmente ganar, frente al líder mundial del sector, el primer gran contrato de renovación de la red de telecomunicaciones de un gran banco en España, el SCH.

La entidad que preside Emilio Botín abrió un proceso de licitación en el último semestre del pasado año para renovar los equipos de acceso de 2.600 oficinas y 1.600 cajeros automáticos de su red. El objetivo del concurso es dotar a las infraestructuras de comunicaciones de la red de capacidad de banda ancha.

SANTANDER 3,50 1,86%

A la licitación se presentaron dos ofertas, una de Teldat y otra del fabricante estadounidenses Cisco. Tras un largo proceso de pruebas, el SCH se ha decantado por la compra del router Atlas de la empresa española. Se trata de un equipo de comunicaciones de nueva generación con capacidad multimedia. Su tecnología de conmutación de paquetes abre la puerta de las oficinas del SCH a soluciones de alta velocidad y capacidad como ADSL, FastEthent o MultiCast.

Con ello el banco podrá mejorar la seguridad y fiabilidad de sus transacciones, la rapidez de los servicios, incorporando una mayor capacidad gráfica y de imágenes en la relación automática con sus clientes.

Un aspecto importante de la actividad de las comunicaciones en las entidades financieras es el absoluto dominio que mantiene Telefónica Data como soporte del tráfico y operador de los servicios. La cuota de mercado de la compañía que preside César Alierta es el 93% del total. BT sólo ha logrado arañarle el 4,7% y Auna, el 1,6%.

Todos con Telefónica

Son escasísimas las entidades financieras que se atreven a confiar al menos una parte de esta actividad al cuidado de las nuevas operadoras. El SCH, a pesar de mantener en este momento la gestión de Auna, utiliza como operador a BT en combinación con Telefónica.

La misma combinación es utilizada por el Banco Espírito Santo y Caixa Galicia. Auna da servicio a Caixa Tarragona y a Unicaja. Euskaltel comparte con Telefónica la BBK, mientras que el operador gallego R comparte con Telefónica las redes de Caixa Nova.

Las redes de telecomunicaciones de las entidades bancarias han sufrido una profunda transformación en los últimos años. La arquitectura de sus sistemas ha migrado desde modelos centralizados de la década de los setenta -un gran ordenador que da servicio a una red de miles de terminales no inteligentes-, a los esquemas cliente-servidor de moda en los noventa, en que el PC se convierte en el terminal por excelencia en cualquier oficina bancaria.

En los últimos años la tecnología Internet ha irrumpido en las arquitecturas de las redes bancarias, imponiendo un incremento creciente de las necesidades de ancho de banda.

Mayor velocidad

En la década de los setenta las oficinas eran servidas con líneas de 1.200 a 4.800 bits por segundo en las redes transaccionales puras. El modelo cliente-servidor recomendaba velocidades algo mayores, fundamentalmente para atender el mantenimiento de datos y aplicaciones en miles de PC remotos. Las nuevas arquitecturas forzadas por la popularización de Internet incrementan las necesidades debido a la voracidad creciente de las aplicaciones con tecnología web y de los accesos a Intranets desde las oficinas.

Otra gran revolución es el uso de las comunicaciones de voz sobre las redes y protocolos de Internet, que permiten a los bancos importantes ahorros y eficiencias en este apartado.

Un pastel que se reparte entre dos

En el sector financiero español se da una situación atípica. El suministro de equipamiento para las comunicaciones de las oficinas, que soportan toda la capacidad de proceso informático de los servicios, se reparte fundamentalmente entre dos fabricantes. Uno es el gigante estadounidense de equipamiento para Internet Cisco, y el otro es la compañía española de tecnología Teldat. Cisco es proveedor de los equipos de Banesto, Banco Sabadell, Banco Pastor, Zaragozano, y Bankinter, entre otros. En algunos casos comparte esta actividad con el canadiense Nortel

Teldat se ha quedado con el suministro de los equipos de las redes de BBVA, SCH, Banco Popular y Banco de Valencia.

Entre las principales cajas de ahorros, la Caixa y Caja Madrid, Unicaja o Bancaja son clientes de Cisco, mientras que Teldat cuenta con entidades como Caixa de Catalunya, Ibercaja, Caja General de Granada, Caja Duero o Caja San Fernando.

Fuentes del sector bancario aseguran que el mantenimiento de la cuota de mercado de Teldat se debe a su capacidad de innovación y a los precios de sus productos.