Guerra en Irak

Sadam trata de impedir que los aliados lleguen a Bagdad

Las tropas de EE UU están ya a sólo 30 kilómetros de Bagdad. El combate decisivo puede adelantarse, porque unidades de la Guardia Republicana se están desplazando al sur para intentar detener el avance de las tropas de la coalición antes de que lleguen a la capital.

El cerco sobre la capital iraquí se estrecha tras una operación relámpago de las tropas invasoras y los soldados de Sadam Husein se preparan para la defensa de Bagdad. Se espera un combate cruento y que la capital, poblada por cinco millones de habitantes, resista atrincherada en una batalla que se librará calle por calle.

Los bagdadíes soportan nuevos bombardeos desde anoche y la ciudad ha amanecido bajo intensos bombardeos de EEUU. Las incursiones aéreas se han centrado en la periferia de la ciudad, donde se han escuchado violentas explosiones. El eco de los estallidos llegaba al centro de la ciudad sin que la defensa antiaérea disparase o sonaran las sirenas de alarma. El corazón de la capital no ha sufrido bombardeos.

La pausa en el avance de las tropas de EE UU sirvió ayer para bombardear algunas zonas de forma repetida. Esos ataques aéreos permitieron machacar las unidades de la Guardia Republicana iraquí, en especial la División Bagdad, ¢destruida en pocas horas¢, según mandos militares estadounidenses. La División Medina, considerada la mejor fuerza iraquí, también ha sufrido enormes pérdidas. Según el Pentágono, los aviones estadounidenses y británicos lanzaron 900 misiones de ataque, dos tercios de ellas contra las divisiones de la Guardia Republicana.

Escasa resistencia

El avance ha sido espectacular, desde Kerbala, ciudad santa situada a 80 kilómetros al suroeste de Bagdad, hasta la zona roja del anillo defensivo de Bagdad. Según los testimonios de los periodistas en la zona, el camino recorrido por las tropas de la coalición ha quedado sembrado de cadáveres.

Desde el sureste los marines también han logrado cruzar el río Tigris en un puente estratégico ubicado en la ciudad de Kut, a 150 kilómetros de la capital, con lo que ningún obstáculo natural les separa de la capital. Y en Nayaf las tropas de EE UU han entrado en la ciudad y han sido recibidas con muestras de agradecimiento por parte de la población.