Laboral

Trabajo aplaza el programa de ligar cotización y siniestralidad

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Gerardo Camps, anunció ayer que la nueva tarifa de primas por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y el sistema bonus-malus contra la siniestralidad laboral no se aplicará hasta 2004, pese a que el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, se había comprometido a finales de 2002 a poner en marcha estos cambios en el presente año.

Se trata de un nuevo retraso de esta medida, sobre la que el PP lleva hablando prácticamente desde que llegó al poder en 1996.

Camps, que inauguró el tercer Congreso de Seguridad y Salud en el Trabajo en el marco de la feria Laboralia, afirmó que para luchar contra la 'lacra' de la siniestralidad es necesario trasladar a 'todas las empresas' una cultura preventiva e incentivar el cumplimiento de la norma.

'El estímulo mediante la incentivación puede ayudar mucho a reducir las tasas de siniestralidad', dijo.

Según explicó Camps, la nueva tarifa, que entrará en vigor en 2004, tendrá un periodo transitorio de aplicación y supondrá que algunos sectores productivos vean incrementada su cotización y en otros sectores se reduzca, ya que, precisó, se mantendrá el equilibrio económico-financiero del sistema.

El secretario de Estado concretó que el sistema de bonus-malus se pondrá en marcha también el próximo año de manera transitoria para estimular a los empresarios a que inviertan en prevención de riesgos laborales, hasta que la nueva tarifa 'esté completamente en vigor'.

Con este nuevo sistema, se reducirá la tarifa de primas por accidentes de trabajo a aquellas empresas que presenten una siniestralidad menor a la media de su sector, mientras que se penalizará con un aumento de la tarifa a las que tengan niveles superiores.

Camps afirmó que la nueva tarifa adecuará la cotización empresarial a la siniestralidad de las empresas y ajustará el número de epígrafes de cotización, contemplando una descripción precisa de éstos para simplificar su aplicación y trasladar la cotización a los resultados derivados de una correcta evaluación de los siniestros y sus repercusiones.

Se reforzarán las medidas para el cumplimiento de la norma en prevención, especialmente en las responsabilidades vinculadas a las contratas y subcontratas.

Además, se aplicará un nuevo sistema de información denominado Plan Delta, que incluirá un nuevo modelo de parte de accidentes de trabajo y la utilización de nuevas tecnologías para facilitar los datos rápidamente, y se incrementarán las actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.