Preparación

El G-8 debe prepararse para el peor escenario

El ministro de Economía y Trabajo de Alemania, Wolfgang Clement, dijo ayer que Alemania y los demás países del G-8 deben estar preparados para el peor escenario económico posible derivado de la guerra contra Irak. El Grupo de los Ocho está formado por los siete países más industrializados (Alemania, Canadá, EE UU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) a los que se suma Rusia.

'Alemania, junto a nuestros socios de la Unión Europea y otros países del G-8, debe estar preparada para el peor caso. Y eso es lo que estamos haciendo', dijo Clement.

'Las consecuencias de esta terrible guerra son diariamente imprevisibles, incluyendo los aspectos económicos', declaró el ministro a la revista económica Capital.

Los ministros del G-7 están recibiendo presiones crecientes de cara a su próxima reunión en el marco de la asamblea bianual del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se celebra entre el 10 y el 13 de abril en Washington, para adoptar medidas coordinadas que eviten un mayor debilitamiento de la economía mundial. El martes fue el Instituto de Finanzas Internacionales, que agrupa a los principales bancos comerciales privados del mundo, quien pidió a los países más poderosos un plan conjunto para atajar los problemas estructurales de la economía ante la urgencia que impone una circunstancia como la guerra, que agudiza los desequilibrios.

Clement aseguró que el menor crecimiento mundial hacía más urgente la aprobación del plan de reformas que ha diseñado el Gobierno alemán.

'No podemos depender del crecimiento mundial para dar a nuestra economía el empujón que necesita en las circunstancias actuales. Por ello debemos esforzarnos para asegurar que aprobamos reformas internas con rapidez', precisó.