Ayuda humanitaria

Acnur pide 153 millones de dólares para atender a 600.000 refugiados iraquíes

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Rudd Lubbers, estimó ayer en Madrid que la ONU necesita 153 millones de dólares para atender a los 600.000 refugiados iraquíes que se prevén por la guerra. Hasta la fecha, Acnur ha recaudado un 25% del dinero y sólo unos millares de personas han salido del país. 'Nunca llegan al inicio de las guerras, sino a medida que se agrava la situación y empieza a haber escasez de alimentos y enfrentamientos internos', afirmó Lubbers.

El responsable de la agencia para los refugiados justificaba así el escaso movimiento de iraquíes en 12 días de guerra. En cualquier caso, Acnur ya ha preparado campos para atender a 300.000 personas, que se reparten entre los países vecinos de Irak. Pese al impulso inicial de cerrar las fronteras, Lubbers consiguió en un viaje por la zona acordar el emplazamiento de campos para refugiados. Siria es el país más abierto a la llegada de iraquíes, mientras que Irán tuvo que ceder frente a su política oficial de cierre de fronteras.

Arabia Saudí, aunque ha mantenido el cierre, ha permitido el emplazamiento de un campo a 50 kilómetros de la línea fronteriza y Jordania, el país con más refugiados, acepta otro campo a 20 kilómetros de su frontera, en territorio iraquí.

El país que más problemas plantea es Turquía, que también ha pedido el emplazamiento de campos dentro de Irak. Acnur está 'vacilando' sobre esta posibilidad, 'porque permitiría una mayor penetración de fuerzas turcas en Irak', explicó Lubbers.

En su opinión, los 153 millones de dólares son necesarios incluso si el flujo de refugiados es menor. El dinero se emplearía entonces en la repatriación de iraquíes refugiados antes de la guerra. De un total de 800.000, Acnur espera que regrese un 60% 'cuando tengan la garantía de vivir en democracia'.

Encuentro con Aznar

Lubbers se entrevistó en Madrid con el presidente español, José María Aznar, a quien pidió, sin éxito, más ayuda para otros programas de la agencia. El funcionario de la ONU manifestó que la misión de refugiados en España 'es un poco limitada', e instó a agilizar la tramitación de los refugiados que vienen por motivos económicos, lo que mejoraría la asistencia a los 'refugiados auténticos'.