Banco

Los flecos pendientes en la venta del Banco Zaragozano

La compra del Zaragozano por parte de Barclays sigue agitando la cotización del banco español, pero fuentes de la City londinense señalan que la operación podría no ser inminente

El Zaragozano en venta se ha convertido en una de las noticias más recurrentes del sector financiero. Analistas de la City londinense señalan, sin embargo, que su posible compra por parte de Barclays sigue sin ser un capítulo cerrado. Nadie cuestiona que la operación termine llevándose a cabo, pero los rumores sobre la inmediatez de la operación chocaron la semana pasada con los desmentidos procedentes de la propia entidad.

El posible ingreso en prisión de los dimitidos presidentes, Alberto Alcocer y Alberto Cortina, acusados por estafa y falsedad en documento mercantil, justifican las sospechas de que las negociaciones tienen que acelerarse y que queda poco tiempo para adoptar una decisión. En todo caso, la salida del accionariado de los Albertos, que poseen el 40% del banco, está pendiente de que el Banco de España se defina sobre si suspende o no los derechos políticos que ambos financieros tienen sobre sus acciones.

La salida de los Albertos abre, sin duda, una puerta importante para los posibles candidatos a la compra, pero el precio todavía dificulta la operación. Este es, de hecho, el motivo de lo interminable de las negociaciones.

Además, fuentes financieras de la City londinense explican que la posibilidad de que Barclays se haga con el control del Banco Zaragozano corre el riesgo de contravenir la normativa del Takeover Panel, el organismo de la City que regula el sector de fusiones y adquisiciones.

La ley establece la incompatibilidad de lanzar una opa con operaciones de autocartera, una circunstancia que se da en este caso, ya que Barclays está realizando en la actualidad una operación de recompra de sus acciones para devolver capital a sus accionistas. El año pasado compró ya 120 millones de sus propias acciones.

'Una opa por el Zaragozano en estos momentos podría ser interpretada por las autoridades como un acto de insider trading', señaló un analista de BNP Paribas de la City londinense. Otras fuentes consultadas añaden que 'la absorción del Zaragozano no representa ningún avance estratégico de envergadura, sino una ampliación útil de la presencia de Barclays en el mercado español'.

Por otra parte, la City cree sobrevalorado el precio que los analistas calculan que Barclays tendría que pagar. 'Teniendo en cuenta la prima, el precio saldría por unos 1.200 millones de euros', dijo el mismo analista. 'Es un banco muy caro y dudo mucho que una operación a ese precio les haga mucha gracia a los accionistas de Barclays', añade.

Entre rumores de que la operación está a falta de los últimos retoques y desmentidos oficiales del banco, la cotización del Zaragozano acaba de cerrar una de sus semanas más volátiles. Empezó el lunes con una caída del 3,5% y tocó máximos el miércoles, con una revalorización del 4,19%. El balance final fue una ligerísima caída del 0,81%. Pero en lo que va de año la cotización ha aumentado un 31,8%, lo que lo convierte en el segundo valor que más ha subido en estos meses.