'Caso Urbanor'

El Supremo dice a Cortina y Alcocer que la sentencia no necesita aclaraciones

El Tribunal Supremo ha dictado un auto en el que manifiesta que la sentencia por la que condena a Alberto Cortina y Alberto Alcocer a tres años y cuatro meses de prisión por estafa y falsedad no necesita aclaraciones.

Los dos condenados pidieron al alto tribunal que les aclarara algunos aspectos relativos a la indemnización de 24 millones de euros más los intereses legales que deben pagar a los accionistas minoritarios de Urbanor, propietaria de unos terrenos vendidos a KIO en 1987. El tribunal les contesta que 'nada hay que aclarar, a la vista de la nitidez con que se expresa nuestro Código Penal'. Los empresarios reclamaban explicaciones sobre los términos 'por mitad y solidariamente'.

El tribunal afirma en su auto que 'se ha ajustado a los estrictos términos de la ley penal, señalando la solidaridad y la cuota de responsabilidad (50%)'. También se pedía en el recurso aclaración sobre la cuantía. A lo que el alto tribunal contesta que 'se trata de errores de naturaleza aritmética', que podrán ser 'rectificados en cualquier momento'. En cualquier caso, el Supremo señala que la eventual rectificación es competencia de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid.

Y concluye que las cantidades las señaló el tribunal de primera instancia y 'ninguna de las partes pidió aclaración en su momento, ni fueron objeto de debate en casación'.

La ejecución de la sentencia

En cuanto a la ejecución de la sentencia, el tribunal de la Audiencia Provincial de Madrid aún tiene que recibir las alegaciones de los perjudicados y acusaciones particulares en el proceso, para poder decidir si envía a prisión a Cortina y Alcocer. Según fuentes jurídicas, la Sala aún no ha solicitado las mencionadas alegaciones.

La Fiscalía de Madrid, sin embargo, ya ha emitido su dictamen, no vinculante, oponiéndose a que los condenados sigan en libertad en virtud del indulto solicitado al Gobierno. Considera el fiscal que no hay motivos para que no ingresen en prisión.