Balance

Enel gana un 49% menos por la caída de plusvalías y del valor de Wind

La eléctrica italiana Enel, segunda de Europa, disminuyó su beneficio neto un 49,3% en 2002 en relación al ejercicio anterior, hasta 2.008 millones de euros, aunque decidió mantener invariado el dividendo abonado en 2001 de 0,36 euros por acción.

En los resultados de 2001 figuraban las plusvalías obtenidas con la venta de activos, entre ellas el grupo de centrales Elettrogen a la española Endesa por 2.630 millones de euros. También ha impactado la revisión a la baja del valor de Wind, la filial de telecomunicaciones del grupo.

Pero también bajó el margen bruto de explotación, que se situó en 7.861 millones, un 2,7% menos. La facturación creció un 0,8%, hasta los 29.977 millones de euros.

Y Enel tiene intención de mantener una cuota de mercado superior al 50% en electricidad y 'crecer en el mercado del gas', según explicó su consejero delegado, Paolo Scaroni, en la presentación del plan industrial de la empresa para el periodo 2003-2007 aprobado por el consejo de administración.

El plan prevé un crecimiento anual del 8% del margen bruto de explotación antes de 2005. El mantenimiento de dividendo permitirá al Estado, accionista mayoritario de Enel, ingresar más de 1.500 millones de euros.

El grupo registró un descenso del 5,7% en sus ventas de electricidad, principalmente debido a la apertura del mercado a la competencia, así como a la cesión de varias redes de distribución urbanas.