Reclamación

Grupos de consumidores piden una ley de quiebra familiar

Las asociaciones de consumidores Ceaccu, Hispacoop y OCU solicitaron ayer al Consejo Económico y Social (CES) que realice un informe sobre el endeudamiento de los hogares y proponga al Gobierno medidas de protección para estas situaciones como la creación de una nueva figura jurídica, la suspensión de pagos familiar.

Durante una jornada organizada por las tres asociaciones en la sede del CES, el secretario general la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (Hispacoop), Ignasi Faura, hizo esta propuesta al presidente del consejo, Jaime Montalvo, quien mostró su apoyo a la posibilidad de redactar dicho informe.

Poco antes de inaugurar la jornada, Montalvo mencionó la compra de la vivienda como factor fundamental del sobreendeudamiento, un problema que 'puede desbaratar la estructura racional del consumo' y tiene consecuencias en el sector de servicios.

Sanear la economía

Montalvo dijo que no sólo la Administración pública, sino 'la creación de nuevas pautas de consumo', un campo en el que las asociaciones de consumidores 'juegan un gran papel de apoyo e información al usuario', son fundamentales para aportar soluciones a situaciones de sobreendeudamiento.

Las asociaciones organizadoras de la jornada reiteraron su propuesta de instituir un 'procedimiento judicial específico', similar a la suspensión de pagos de las empresas, que permita sanear las economías familiares y encauzar la deuda.

'Esta figura evitaría las consecuencias dramáticas de la ejecución de los créditos, así como que las familias se vean obligadas a abandonar sus viviendas por falta de pago' y se presente un cauce de solución a la situación financiera, declaró a Efe Ignasi Faura.

La medida existe en algunos países como Francia, pero se trata de un procedimiento administrativo, y 'nosotros creemos que es mejor que sea un juez quien decida sobre estas situaciones', agregó.