_
_
_
_
La enoteca

Arte en Navarra

La sabiduría enológica que aporta una larga tradición familiar unida a una fuerte apuesta por los vinos de corte moderno son las bases de la bodega navarra

Julián Chivite es actualmente la bodega más importante de la DO Navarra y una de las más prestigiosas de España. Fundada en 1647 en el municipio de Cintruénigo (Navarra), esta firma continúa hoy en día en manos de la misma familia, los Chivite.

Cuando a mediados del siglo XIX comenzaba en España una época de floreciente comercio con Francia, Claudio Chivite, bisabuelo de los actuales propietarios de la bodega, comenzó la exportación de sus vinos al país galo, convirtiéndose en uno de los primeros elaboradores en llevar sus caldos al extranjero. Comienza así una nueva etapa para los Chivite, quienes se convertirían en grandes negociantes de vinos fuera de nuestras fronteras durante el siglo XIX y buena parte del XX. Hoy en día la bodega mantiene esta dinámica actividad exportadora, destinando en torno al 68% de su producción total a los mercados internacionales.

En la década de los setenta Julián Chivite, considerado el verdadero artífice de lo que hoy es esta firma, y sus cuatro hijos -actualmente al frente de la dirección de la empresa familiar- iniciaron la mayor transformación de la bodega coincidiendo con los profundos cambios de la técnica y la enología en España. Una renovación que llevó a la bodega a orientar su producción hacia el vino de alta calidad y a abrir sus viñedos a las variedades nobles internacionales.

Su primera tarjeta de presentación fue Gran Feudo, una marca que elevó el vino rosado a la escala de la distinción, desterrando para siempre la imagen de vino fácil y un tanto marginal. Pero la capacidad de Chivite para elaborar grandes vinos no podía olvidar los tintos. Así, a finales de los ochenta nace su Colección 125, concebida para celebrar el 125 aniversario de la bodega y establecida posteriormente como bandera de alta calidad de la casa.

Los Chivite han creado su mapa personal del viñedo navarro. 550 hectáreas magníficamente plantadas y repartidas entre las privilegiadas tierras de la finca Señorío de Arínzano, cerca de Estella (al norte de la DO), y los términos municipales de Cintruénigo, Corella y Marcilla, éstos tres en la zona meridional y con un clima mediterráneo.

La finca de Arínzano, adquirida en 1988, es un antiguo señorío de 300 hectáreas cuyo origen se remonta al siglo XI. En ella, el arquitecto Rafael Moneo construyó una nueva y moderna bodega para los Chivite inaugurada en 2002, en la que se elabora exclusivamente el vino Colección 125. En esta propiedad la variedad tempranillo comparte espacio con las europeas merlot y cabernet sauvignon. Uvas que dan vida a un vino lleno de complejidad gracias a que los viñedos vegetan lentamente en un clima de influencia atlántica.

Para los Chivite la elaboración de un vino tiene algo de documento de identidad personal e intransferible. De sus viñedos nacen uvas que son vendimiadas a mano con mimo y que se procesan por separado en función de las parcelas y las variedades. Además, los Chivite muestran una profunda implicación en la preservación del entorno natural, sometiendo a la uva a las técnicas más respetuosas con el producto y el medio ambiente. Tanto es así que la familia ya ha hecho pública su intención de que en un futuro próximo todos sus vinos obtengan la certificación oficial de ecológicos.

La bodega mantiene sus dos marcas originales: Gran Feudo y Colección 125. Además, ha lanzado la marca La Planilla, un blanco fermentado en barrica. Además de rosado, Gran Feudo se elabora en las versiones de blanco y tinto. La gama Colección 125 engloba tintos con la categoría de reservas o grandes reservas y un blanco fermentado en barrica.

Gran Feudo Viñas Viejas. Reserva 1998

Elaborado a partir de una selección de uvas procedentes de los viñedos de Cintruénigo y Corella. En cata presenta un color rojo granate de capa media-alta y destellos del mismo tono en su ribete. Buena intensidad aromática con gratas notas de frutas en licor en primer plano sobre un fondo de vainilla y ligeros toques balsámicos con recuerdos de tabaco y un elegante fondo ahumado. En boca es suave en primera impresión, con buen desarrollo gustativo, paso de boca complejo con taninos de buena calidad y notas de maderas y frutas muy bien ligadas. Final de buena persistencia con una buena acidez que le hace vivo y fresco. Acompañará platos gelatinosos como las manitas de cerdo rellenas de foie.Crianza: 18 meses en barricas nuevas de roble francés Allier. Variedades: tempranillo, garnacha, merlot y cabernet sauvignon. Cosecha: 1998 -muy buena-. Temperatura: 16º-17º C. Precio: 10,82 euros.

Gran Feudo. 2002. Chardonnay

Este vino está elaborado a partir de una selección de las mejores chardonnay de los viñedos La Planilla, en Marcilla (Navarra). Tras una corta maceración, fermentó en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada con el fin de potenciar la máxima expresión aromática de esta noble variedad. Presenta un color amarillo pajizo con reflejos alimonados, muy limpio y brillante. Finos aromas con recuerdos de frutas blancas sobre un grato fondo floral con toques de levadura limpia. En boca es fresco, con equilibrada acidez, paso de boca donde aparecen las sensaciones frutales y un grato amargor final de buena persistencia. Adecuado para acompañar platos de pescados como la lubina o la dorada a la sal.Zona productora: DO Navarra. Crianza: no tiene. Variedades: chardonnay. Cosecha: 2002. Temperatura de servicio: 8º C. Precio aproximado en bodega: 4,81 euros.

Colección 125. Reserva 1998

Bonito color rojo cereza picota madura con ribete granate intenso, muy cubierto de capa. En nariz se muestra concentrado, maduro, complejo y muy fragante, en los primeros instantes despliega recuerdos de la serie animal, más tarde aparecen notas especiadas, recuerdos tostados y ahumados para cerrar con un suave fondo de frutos negros en confitura. En boca es sabroso, potente y a la vez elegante y muy equilibrado. Taninos varietales, maduros y dulces tapizan un paso de boca aterciopelado y con amplitud, gustativamente aparecen gratos recuerdos vegetales que aportan una magnífica frescura. Maridará con un carré de ternera relleno de foie y verduras o con lomo de buey estofado a la mostaza.Crianza: 17 meses en barrica nueva de roble Allier. Variedades: tempranillo (68%), merlot (20%) y cabernet sauvignon (12%). Cosecha: 1998 -muy buena-. Temperatura: 18º C. Precio: 36,05 euros.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_