_
_
_
_
Bolsas

Las Bolsas retoman el alza jaleadas por los partes de guerra

Segundo día de la invasión de EE UU a Irak. La maquinaria propagandística se ha puesto en marcha. Las Bolsas apuestan por su escenario favorito: una guerra corta y sin efectos colaterales. A primera hora de ayer así lo comunicó el ministro de Defensa del Reino Unido. 'Todo va bien', dijo. Su colega estadounidense refrendó esta idea a continuación y los mercados oyeron, por fin, lo que querían oír. 'La guerra será corta', puntualizó.

Veinticuatro horas antes Bush había ensombrecido las expectativas de subida de los mercados cuando en su alocución a la ciudadanía, 'la guerra ha comenzado', transmitió un mensaje de una duración del conflicto quizá más larga de lo previsto. Las rectificaciones no se hicieron esperar. Además, los bancos centrales están dispuestos a abrir el grifo del dinero en cualquier momento. Dinero para todos.

El mejor de los escenarios volvió a vislumbrarse ayer. Una guerra corta y dinero a mansalva para que las Bolsas no se precipiten al vacío. Además, el petróleo corrige parte de los excesos de los últimos meses. Lógica, y fácil de analizar, por tanto, la evolución de las Bolsas ayer, aunque los analistas se desgañiten con advertencias de que lo peor está por llegar.

El Ibex ganó un 2,55% pero fue, de los índices europeos, el que menos aprovechó el tirón. La caída de Inditex (19,65%) fue motivada por la presentación de unos resultados que han sido buenos, pero que no han respondido a las expectativas. La compañía textil restó en solitario al índice 46,6 puntos, frente a los 90 que aportaron el SCH y BBVA al subir el 5,91% y 5,08%.

Las ganancias se extendieron a 32 de los 35 valores del Ibex. Algunas fueron significativas: Arcelor, Prisa, Indra y Endesa ganaron más del 5%. El índice cierra así la mejor semana desde finales de octubre, con un avance del 5,98%. Y además lo ha hecho con un volumen aceptable.

Las compañías que han recibido más apuestas en la semana por parte de los inversores han sido precisamente las que estuvieron más penalizadas antes de que comenzara el conflicto entre EE UU e Irak, las relacionados con el ocio y el turismo.

Amadeus ha capitaneado las ganancias con un avance del 14,12%. Prisa, que ha sido uno de los valores más penalizados en los últimos meses, ha subido el 13,51%. Iberia ha destacado dentro del sector europeo con un alza del 13,08%. NH Hoteles y Sol Meliá han acumulado avances del 10,95% y 14%, respectivamente, en las últimas cinco sesiones.

El Ibex prosigue en su escalada de superar niveles de referencia para los expertos. Concluye la semana por encima de los 6.200 puntos, un nivel que no registraba desde mediados de enero. En el año ya acumula una ganancia del 3,66% y son muchas las compañías que han salido de mínimos y han reducido sustancialmente las pérdidas que acumulaban. Uno de los casos más destacados, los bancos. SCH y BBVA caían hace sólo una semana en términos anuales un 25,38% y 24,45% y estos porcentajes se han reducido ahora al 1,38% y 7,02%.

Los analistas permanecen con cautela en espera de cómo se desarrollen los acontecimientos. Es más, a medida que pasan los días vuelven a saltar las alarmas en distintos frentes sobre el estado de la economía y las empresas.

El presidente de la Fed de Nueva York insistió esta semana ante la Asociación de Banqueros del Estado de los riesgos que subyacen en la recuperación de la economía del país. El principal es el impacto negativo de la guerra en Irak. Pero en segundo orden destacó la desconfianza que aún existe entre los inversores sobre los controles internos y de supervisión externa de las empresas.

Hay expertos convencidos de que la guerra es sólo un problema añadido para las economías del mundo, y por ende, de las Bolsas.

Los futuros añaden gasolina al fuego

El tercer viernes de cada mes se produce el vencimiento de futuros y otros instrumentos financieros ligados a éstos, como las opciones, en las principales Bolsas del mundo. El fenómeno es seguido por los expertos con especial interés, porque antes se han tomado posiciones especulativas y de cobertura con la mirada puesta en este día. Por eso, los volúmenes suben con fuerza, aunque son puro artificio, y aumentan las volatilidades en los valores más importantes de cada mercado, que son los que soportan los futuros.Tal es la complejidad del evento, que en Estados Unidos se denomina al vencimiento triple hora embrujada. El apelativo lo dice todo. En Europa, los horarios de vencimiento son diferentes. El Euro Stoxx vence a las 12; a la una del mediodía lo hace el Dax alemán y entre las cuatro y cuarto y la cinco menos cuarto de la tarde lo hace el Ibex.El volumen de negocio, que en los últimos días ha estado en una media de 1.500 millones, a pesar del aumento considerable del martes, alcanzó ayer los 2.479 millones, de los que 2.091 se ajustaron a operaciones especiales, de bloques y aplicaciones.Cuentan los expertos que el vencimiento del futuro suele marcar tendencia para el próximo, aunque ello no está justificado. En cualquier caso, lo que se observó ayer es que el vencimiento echó gasolina al fuego alcista. Una gran oportunidad para romper lanzas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_