Cuentas

BMW prevé unos resultados similares a los del pasado año

El grupo automovilístico alemán BMW prevé obtener en 2003 obtener unos resultados similares a los beneficios récord del año pasado, si la guerra de Irak es de corta duración, pronosticó hoy su presidente, Helmut Panke.

En la presentación de los resultados de 2002 en la sede de Múnich, Panke dijo también que BMW quiere incrementar las ventas de todas las marcas durante año, aunque el primer trimestre entregará un 8 % menos de vehículos hasta 215.000 unidades. El ejecutivo confirmó que el consorcio obtuvo el año pasado un beneficio récord antes de impuestos de 3.297 millones de euros, un 1,7 % más que en 2001.

BMW superó, por primera vez en su historia, el millón de vehículos vendidos en 2002 al entregar 1,057 millones de unidades de las marcas BMW y Mini, un 16,7% más que el año anterior. Los beneficios después de impuestos subieron un 8,3 % hasta 2.020 millones de euros y la facturación creció un 9,9 % hasta la cifra récord de 42.282 millones de euros.

Para financiar la ampliación de la gama de productos y de actividades comerciales, el grupo invirtió en 2002 un 15% más hasta 3.184 millones de euros. Panke pasó también lista al lanzamiento de un número récord de nuevos modelos por la casa de Múnich durante 2003.