Pagos

Los impresos para pagar las tasas por las auditorías ya están en la Red

Desde el pasado sábado 15 de marzo ya no hay excusas para no pagar la nueva tasa que recae sobre los informes de auditoría. Ese día entró en vigor la orden ministerial que aprueba los modelos en los que se liquidará y pagará esta nueva tasa. En concreto, los auditores y sociedades auditoras deberán ingresar 80 euros por informe emitido o 160 euros si los honorarios facturados por dicho informe superan los 30.000 euros. Sólo en 2001, según los últimos datos disponibles, se emitieron algo más de 40.000 informes.

La liquidación y pago de la tasa se hará por trimestres. Dado que a 1 de enero la tasa ya estaba en vigor (fruto de la nueva Ley Financiera), el primer pago se realizará por estos tres primeros meses de 2003. Los ejercientes que figuren en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC) no deberán presentar autoliquidación en los trimestres en que no emitan informes.

Un pago polémico

El pago se hará en efectivo en las entidades colaboradoras con la Agencia Tributaria. Durante los 15 días siguientes al ingreso, el auditor deberá remitir una copia del impreso (del ejemplar para la Administración) al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC). Los impresos están disponible en la página web del ICAC (www.icac.mineco.es). Asimismo, está prevista la presentación telemática de este tributo. Para ello es necesario tener un certificado electrónico expedido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Para el Instituto de Auditores Censores Jurados de Cuentas (Iacjce) y tras un estudio de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), esta tasa es inconstitucional y han previsto impugnarla. Dado que no es admisible la denuncia colectiva, en la Aedaf están preparando un modelo de denuncia que podrá utilizar el auditor que quiera. La finalidad de la tasa es financiar las competencias del ICAC. Su coste podría suponer una subida en los servicios de auditoría. No obstante, España es uno de los países en los que menos se cobra por hora de trabajo del auditor.