Aerolíneas

El recorte de rutas de Iberia devuelve su cotización a niveles de enero de 2002

El sector de las aerolíneas está muy expuesto al alza imparable del crudo, como viene demostrando su pérdida de cobertura frente a los acontecimientos internacionales. Iberia, que venía aguantando en Bolsa, está en mínimos desde enero de 2002 teniendo en cuenta que se estrenó el año anterior, y los analistas no esperan una recuperación de los actuales precios, según ha adelantado hoy Safei. No obstante, recomienda mantener, ya que su elevado componente de rutas domésticas y latinoamericanas le evitan angustias más acuciantes.

Ayer, Iberia anunció que ha reducido su oferta un 4% durante marzo y prevé realizar otro recorte adicional del 3% de cara a abril, ante la "incertidumbre" que vive el mundo por el clima prebélico, explicó su consejero delegado, Angel Mullor. "Esta situación de no saber qué va a ocurrir hace que tengamos que reaccionar cada quince días ante los cambios constantes que se producen, y no como antes de año en año", dijo. Es ese panorama de incertidumbre, precisamente, el que está castigando al sector y asesta hoy un durísimo golpe a la aerolínea.

El "cálculo de la guerra" arroja para la compañía una posible pérdida de en torno al 6% de pasajeros transportados por milla "durante el tiempo que dure", es decir, del 1,5% al año. En su balance, se reflejaría como un inmovilismo del beneficio neto respecto del año pasado. No son perspectivas tan desoladoras como las de las firmas del sector en EEUU, que ayer reiteraron que podrían recortar 70.000 empleos y perder hasta 4.000 millones de dólares trimestrales si hay guerra y Washington no las ayuda.