'Boom' inmobiliario

El número de viviendas creció un 21% en los últimos diez años

El §boom§ inmobiliario en España se refleja en el Censo de Población y Viviendas 2001 publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que cifra en un incremento del 21% el parque de viviendas en los últimos diez años, alcanzando los 20.823.369.

El número de edificios también se incrementó, aunque en menor medida, en los últimos diez años, pasando de 8,3 millones en 1991 a 9,1 millones en 2001. Según el INE, comparando estos crecimientos del parque de viviendas con el de la población (5%) se concluye que el número de nuevos hogares ha crecido muy notablemente en este decenio, pese al paulatino retraso en la edad de emancipación.

Más viviendas vacías que en alquiler

El número de viviendas vacías se incrementó en un 17% en dicho periodo, representando el 14% del total (eran el 14,4% en 1991), mientras que el porcentaje de hogares que viven en régimen de alquiler se ha reducido en mayor proporción, pasando del 15% en 1991 al 11,5% en 2001.

Las diferencias regionales son muy notables en el caso de los alquileres, con porcentajes muy elevados en las regiones extrapeninsulares (un 28% en Melilla), Cataluña y Madrid, frente a otros por debajo del 8% como País Vasco o Castilla-La Mancha. En cuanto a viviendas vacías, las comunidades con los mayores porcentajes son Extremadura (17,69%), Galicia (16,54%) y Comunidad Valenciana (16,47%), y las que registran menores porcentajes son País Vasco (9,73%) y Madrid (11,71%).

Más personas viven solas

Por otro lado, la media de miembros por hogar se redujo en los últimos 30 años, pasando de casi cuatro a una cifra claramente por debajo de los tres, fundamentalmente por el gran aumento de personas que viven solas (de 1,6 millones en 1991 a 2,95 millones en 2001) y a la caída del número de hogares con cinco o más miembros, debido al descenso de la natalidad.

Según el INE, esa disminución del tamaño medio de los hogares se produjo a pesar de que el 73% de la población con 25 años siguen solteros y viviendo con sus padres, y ese porcentaje no se sitúa por debajo del 50% hasta los 28 años. A los 30 años, es aún del 35%. Asimismo, de las casi 3 millones de personas que viven solas, 450.000 tienen más de 80 años, tendencia que tiende a incrementarse, ya que más del 25% de mayores de 90 años viven solos (unas 60.000 personas).