Aportación

España donará cinco millones para ayuda a los ciudadanos iraquíes

El presidente del Gobierno, José María Aznar, anunció ayer en el Congreso que la comisión interministerial para la coordinación de planes de ayuda humanitaria en el exterior, presidida por el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, acordó donar cinco millones de euros en ayuda humanitaria para los iraquíes, respondiendo así al llamamiento del secretario general de la ONU, Kofi Annan.

Esta aportación se realizará al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y en palabras de José María Aznar, sitúa a España 'entre los tres primeros contribuyentes al esfuerzo requerido'.

Mientras el jefe del Ejecutivo español anunciaba esta aportación, el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, negaba en Nueva York que la ONU haya elaborado un plan acerca de la administración de Irak en caso de que haya una guerra, si bien reconoció que se han hecho trabajos preliminares.

El documento, del que se han filtrado informaciones a la prensa, hace una serie de recomendaciones, que incluyen una misión de la ONU para ayudar a los iraquíes a establecer un nuevo Gobierno y para la reconstrucción del país si llegara a producirse un conflicto.

El supuesto plan está aparentemente inspirado en el esquema de reconstrucción que se aplicó en Afganistán, aunque Kofi Annan aseguró que este documento 'no es un plan de Naciones Unidas, pero obviamente hemos pensado de una manera preliminar qué ocurriría si se produjera una guerra en Irak'.