Nueva York

Wall Street cierra al alza tras una espectacular recuperación de última hora

Una fuerte recuperación de última hora, fruto de las compras programadas de acciones y la reinversión del dinero ganado en los bonos, permitió que las bolsas de Nueva York se recuperaran hoy de una aguda caída y cerraran al alza.

El derrumbe de la confianza de los consumidores en febrero, el temor a una eventual conflicto en Irak y el aumento de las tensiones en Corea del Norte arrastraron a las bolsas a la baja durante casi toda la jornada, haciendo que el promedio Dow Jones perdiese cerca de 150 puntos esta mañana.

El índice Dow Jones de Industriales ha subido un 0,65%, hasta los 7.909,50 puntos, tras la baja de 157,89 puntos de ayer. Por su parte, el índice general del mercado tecnológico, Nasdaq, donde cambian de manos la mayor pare de las acciones de firmas tecnológicas, ha avanzado un 0,5%, hasta los 1.328,98 puntos.

En la mañana de hoy se ha informado de que el índice de confianza de los consumidores en la marcha de la economía de EEUU experimentó en febrero una fortísima baja que lo llevó al nivel más bajo en nueve años, debido al temor a una guerra con Irak y a ataques terroristas. La baja del índice desde los 78,8 puntos de enero hasta los 64,0 en febrero barrió con las expectativas hasta de los expertos más pesimistas, que calculaban que el indicador se ubicaría en torno a los 75 puntos. El consumo interno de los EEUU explica dos tercios de la actividad económica del país, y por eso una baja en la confianza puede tener consecuencias muy serias para la economía.

Junto con la baja en la confianza, las bolsas han sufrido hoy por el temor a una guerra, que se ha hecho más patente desde que ayer los Estados Unidos, Gran Bretaña y España presentaron una propuesta de resolución sobre Irak ante el Consejo de seguridad de la ONU. Esta propuesta de resolución se produjo, además, en un momento de gran presión de los inspectores de las Naciones Unidas sobre el régimen de Bagdad para que inicie la destrucción de los misiles Al Samud, a lo que el Gobierno de Irak se está resistiendo.

A estos factores se ha unido otro elemento de incertidumbre internacional, al conocerse hoy que Corea del Norte lanzó hoy un misil de corto alcance poco antes de la toma de posesión de Roh Moo Hyun como presidente de Corea del Sur, a la que asistió el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell. Aunque el proyectil cayó al mar de Japón y no causó daños, la medida se consideró una nueva provocación hacia EEUU por parte del régimen comunista de Kim Jong Il en la actual crisis nuclear de la península, que no ha dejado de aumentar desde octubre. Esta situación no es la más propicia para que los inversores confíen su dinero a la bolsa, por lo que se están refugiando en el mercado de deuda, que ofrece menos rentabilidades en épocas de bonanza económica, pero más seguridad en momentos de incertidumbre.