Medida

General Motors y Toyota acumulan stocks en Europa en prevención a una posible guerra

Los grupos automovilísticos General Motors y Toyota han ordenado a sus proveedores de componentes de Asia que acumulen stocks en sus almacenes de Europa para poder disponer de producto en caso de que una guerra en Irak provoque una interrupción en el suministro de componentes a través del Canal de Suez.

General Motors ha solicitado a sus proveedores que envien, durante diez días, un suministro adicional de componentes desde Asia, según 'Financial Times'. Asimismo, Toyota, que cuenta con plantas en Francia y Reino Unido pero importa de Japón la mitad de sus unidades vendidas en Europa, está acumulando componentes y vehículos adicionales.

General Motors ha señalado que han comunicado a sus proveedores que "tomen medidas de precaución para que sean capaces de cumplir con sus obligaciones como suinistradores". El vicepresidente ejecutivo de Toyota, Shingenobu Uchikawa, ha apuntado que "podrían trasladar componentes a Europa por vía aérea, pero esta medida costaría una fortuna".