Encuesta

El temor a una guerra socava el optimismo de los inversores, según UBS

El índice global de la encuesta que realizan UBS y Gallup descendió 10 puntos en febrero y marcó 47 puntos negativos, el nivel más bajo desde que se realiza esta encuesta. El 61% de los inversores se muestra pesimista ante la rentabilidad bursátil de este año, frente a un 52% que manifestaba esta opinión en el mes de enero. De hecho, el 63% de los encuestados, el mayor porcentaje desde que comenzó la encuesta, piensa que la situación actual no es el mejor momento para invertir.

El 60% de los inversores considera que la mayor amenaza para los mercados de valores globales es la "posible" guerra contra Irak, mientras que un 16% cree que los atentados terroristas son un factor que lastra los mercados. El 13% cree que un bajón económico prolongado es una amenaza para la evolución de las bolsas. El 28% de los encuestados considera que una guerra contra Irak tendrá un efecto "muy negativo" tobre los mercados de valores y el 43% prevé un efecto "algo negativo".

A pesar de las "crecientes" preocupaciones geopolíticas y de la valoración "sombría" de los mercados, no han cambiado las perspectivas "relativamente optimistas" de los inversores para la economía europea. El 60% de los inversores sigue pensando que lo "más probable" es que Europa sufra una recuperación económica "moderada" durante el próximo año, mientras que el 2% prevé una "fuerte" recuperación. El 27% estima que la debilidad económica continuará y el 9% anticipa una situación económica "peor".

Transparencia contable

El 55% de los encuestados afirma que no confía "mucho o nada" en que las nuevas regulaciones y códigos de conducta que se han puesto en vigor recientemente como respuesta a los escándalos contables de las empresas ayuden a restablecer la confianza. El 35% de los inversores piensa que las normas serán efectivas "en cierta medida" y el 4% tiene "mucha confianza" en que las nuevas regulaciones tengan un impacto "positivo".

El 42% de los inversores piensa que el euro es la moneda "más atractiva", frente al 35% que manifestaba esa opinión en el mes de enero. El dólar redujo adeptos, hasta ser considera por el 23% de los encuestados como la moneda más atractiva, frente al 32% de los inversores que opinaba así en el mes de enero. A pesar de la reciente depreciación del dólar, el 28% de los encuestados sigue pensando que el dólar está sobrevalorado, en comparación con el 19%, que opina que está infravalorado.