Conflicto

El BCE podría recortar los tipos de interés en marzo, según los expertos

El Banco Central Europeo (BCE) podría recortar los tipos de interés en marzo si cambian las perspectivas sobre la evolución económica a medio plazo en la eurozona debido a la situación internacional. Además la entidad ha alertado que una guerra en Irak podría debilitar el sector bancario de la UE.

Con una economía que crece a un ritmo anémico y que puede incluso caer en una recesión, los doce países de la eurozona podrían beneficiarse de la primera bajada de las tasas en 2003. El instituto aplicó la última reducción de tipos en diciembre de 2002 en medio punto, hasta el 2,75%, todavía un 1,50% más que en EEUU, donde la economía crece a un ritmo algo mayor. Algunos analistas consideran probable que la entidad emisora reduzca el precio del dinero en un cuarto de punto en la próxima reunión de su consejo de gobierno, el 6 de marzo, aunque otros apuestan por que será en la siguiente cita, en Roma, el 3 de abril.

El presidente del BCE, Win Duisenberg parece haber cambiado de postura desde febrero, cuando advirtió, tras las deliberaciones del consejo en febrero, de que un recorte de los tipos ahora "se perdería en un mar de incertidumbre", en alusión a la aplicación de esta medida en medio de preparativos para una posible guerra en Irak. No todos los países del euro ven con buenos ojos una bajada de las tasas, sobre todo los que siguen teniendo altos índices de inflación, como España, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia y Portugal.

El área euro cuenta como apoyo la apreciación del euro para contener la inflación, que en enero se colocó en el 2,1%, aún una décima por encima del tope establecido por el BCE para mantener la estabilidad de los precios. En un año, la moneda única se ha apreciado más del 20% frente al dólar ante el creciente déficit comercial y fiscal de EEUU y el traspaso de reservas de dólares a euros de varios países asiáticos. Un factor importante en el control de los precios es la evolución de la cotización del petróleo, que está sometida a los vaivenes de una delicada e incierta situación geopolítica.

Impacto importante en la banca

Por otra parte, en un informe sobre el sector bancario, el instituto europeo subrayó que una guerra con Irak tendría un "impacto importante" sobre los bancos de la UE, ya que supondría un aumento de las provisiones por créditos con riesgo y una caída de los ingresos de la banca minorista tradicional, según precisó el presidente del comité de supervisión bancaria del BCE, Edgar Meister.

Respecto a la cuestión de las provisiones por créditos con riesgo, el BCE se mostró más pesimista de cara al futuro. "Incluso con ausencia de choques adicionales, las provisiones podrían aumentar debido al plazo existente entre la aparición de los riesgos y su implicación en los balances de los bancos", estimó.

La acumulación de créditos dudosos ha pesado sobre todo el pasado año en los bancos alemanes, en plena tormenta, debido a una ola de quiebras empresariales (alrededor de 40.000), como consecuencia de la debilidad del crecimiento de la primera economía de la zona euro.