Caída

Las provisiones lastran el resultado de ING, que cae el 1,7%

El negocio bancario perjudicó el beneficio de ING, el mayor grupo financiero holandés. La entidad ganó 4.500 millones de euros en 2002, lo que supone una caída del 1,7% con respecto a 2001.

El beneficio de explotación proveniente de la unidad de banca cayó el 37,9% a causa, fundamentalmente, de las dotaciones para posibles insolvencias crediticias. æpermil;stas se produjeron, sobre todo, en el último trimestre del año. En este periodo, el banco dotó 1.500 millones a sus reservas.

Estas provisiones están relacionadas con la suspensión de pagos en noviembre de la compañía National Century, una entidad financiera que proveía de servicios a las compañías de asistencia sanitaria.

Como al resto del sector, la caída de la Bolsa ha afectado al negocio de ING, tanto a la unidad de banca como a la de seguros. Este mal momento de los mercados hizo que el presidente de la entidad, Ewald Kist, rehusara realizar previsiones para el año 2003. la entidad está desplegando un programa de ahorro de costes que incluye unificar las operaciones de servicios centrales y el despido de poco menos de 2.000 personas.

En la presentación de resultados, el grupo holandés no dio detalles sobre el resultado de la filial española de ING Direct. La división acabó el año con 610.000 clientes, el 58% más, y con 6.000 millones en fondos gestionados, el 58% más. En cuanto a la filial ING-National, el grupo aseguró que 'al negocio le fue algo peor que el año anterior' sin dar más datos.