Conflicto

Israel se anexiona parte de Belén para levantar un muro antiterrorista

El alcalde de Belén, el palestino Hanna Nasser, denunció ayer que Israel pretende anexionarse 350 hectáreas de tierra del norte de Belén para construir un gran muro antiterrorista desde Belén hasta los suburbios de Jerusalén.

Esta confiscación es parte de un muro de 360 kilómetros que, según la ONG Law, dejará atrapados en tierra de nadie a 380.000 palestinos. El muro supondrá la anexión de un 10% del territorio de Cisjordania. Los habitantes quedarán aislados de los territorios palestinos y sin permiso de residencia para estar en Israel. Para agravar la crisis, el Gobierno de Jerusalén anunció ayer que levantará un asentamiento de colonos al sur de Belén. Estas construcciones son ilegales y fuente de permanentes conflictos.

Israel ha confiscado oficialmente 1,4 hectáreas. Las tierras permancerán bajo su administración hasta finales de 2005, con posibilidad de renovación por 'necesidades militares' y para 'evitar ataques terroristas'.