Empleo

Francia busca en España personal sanitario para cubrir 10.000 vacantes

El ministro de Sanidad francés, Jean François Mattei, presentó ayer, junto al embajador español en París, Javier Elorza, las bases y perspectivas del proyecto de formación y contratación de enfermeras españolas por parte de hospitales galos.

Desde que en marzo de 2002 se pusiera en marcha este plan para paliar la carencia de efectivos en este campo de la sanidad francesa, un total de 280 enfermeras y fisioterapeutas españolas ejercen en Francia con un contrato de trabajo.

El acto tendrá lugar en Dourdan, donde se encuentra el centro de formación por el que las jóvenes profesionales deben pasar obligatoriamente antes de ejercer su profesión en Francia.

De las 300 españolas que han pasado por este centro de adecuación profesional en menos de un año, 280 han conseguido encontrar un puesto de trabajo fijo. Si en Francia en 2001 había 10.000 puestos vacantes en enfermería, España registraba alrededor de 8.000 profesionales de ese sector en paro.

Las enfermeras españolas reciben en Francia, como salario medio de base, cerca de 1.300 euros mensuales. La financiación corre a cargo de diferentes organismos públicos y privados franceses.

Toda vez que los establecimientos sanitarios transmiten sus necesidades en este campo a un centro de coordinación, la información llega a España. Entonces se organizan reuniones de información y los que deciden embarcarse en el proyecto deben pasar por el centro de formación de Dourdan, donde reciben clases de francés (éste no es un requisito para optar a una plaza) general y técnico. Acabada la formación, acuden a sus centros de trabajo, diseminados en toda Francia, pero el seguimiento es continuo por parte de las organizaciones encargadas del plan.

La aplicación de la ley de reducción de tiempo de trabajo a 35 horas semanales, una de las reformas llevadas a cabo por el anterior Ejecutivo de izquierdas, ha hecho que en los hospitales franceses falten más de 10.000 enfermeros y fisioterapeutas, lo que contrasta con los profesionales que están en el paro en España.

Por otra parte, los gastos del seguro de enfermedad aumentaron en Francia casi un 7% en 2002, según las estimaciones de la Seguridad Social divulgadas ayer, frente al 3,8% establecido en el presupuesto. La Caja Nacional del Seguro Médico precisó en un comunicado que éstas son cifras provisionales, a la espera de que se hayan registrado todos los reembolsos, y agregó que uno de los datos más sorprendentes es que la actividad de los médicos generalistas autónomos ha caído.