_
_
_
_
Coyuntura
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Crece un 10,7% el número de parados en España

Según los últimos datos de la encuesta de población activa (EPA), el número de desempleados creció en 12.100 personas durante el último trimestre del año, situando el número total de parados a diciembre de 2002 en 2.118.200, alrededor de 226.000 parados más (un 10,7% más) que al cierre de 2001.

Al igual que en los tres primeros trimestres del año, el número de activos ha continuado creciendo. Pese a que en el cuarto trimestre lo ha hecho a un ritmo notablemente menor que en los periodos anteriores, el número de activos alcanza los 18,5 millones de personas. Este empuje de la población activa pese al deterioro de la coyuntura constituye un elemento nuevo, pues en el pasado el efecto desánimo se dejaba sentir cuando la economía se desaceleraba. Tras los últimos datos, la tasa de paro se eleva en el cuarto trimestre al 11,5% y en el año 2002 ha registrado un promedio del 11,4%.

En el último trimestre de 2002, se crearon 20.400 nuevos empleos, registrándose un máximo histórico en el total de ocupados con 16.377.300. Sin embargo, las cifras muestran cómo la creación del empleo ha ido perdiendo fuelle a lo largo del año pasado en consonancia con la desaceleración económica.

Si analizamos la composición del empleo por sectores, destaca, en este trimestre, el negativo comportamiento del sector industrial.

Así, la creación de empleo en la construcción y en los servicios apenas ha sido capaz de compensar la destrucción de empleo en la industria. El empleo en el sector de la construcción continúa desacelerándose, aunque la tendencia subyacente de la variable sigue creciendo levemente.

A su vez, la tendencia del número de empleados en los servicios se mantiene constante con un leve crecimiento sostenido.

La situación en el conjunto de la eurozona es similar. Desde enero a diciembre, la tasa de paro ha ascendido de forma lenta, pero sostenida, y ha terminado el año situada en el 8,5%, cuatro décimas por encima de la registrada a principios del ejercicio.

Esta tasa es la más alta desde junio de 2000. Por su parte, el número de parados también se ha elevado de forma significativa. Desde julio ha aumentado de forma ininterrumpida y actualmente alcanza el máximo desde marzo de 2000.

Leve retroceso en la mejora de la industria europea

El índice de producción industrial (IPI) alemán creció en diciembre un 0,8% interanual, dentro de lo previsto. El dato refleja cierto retroceso en los leves síntomas de mejoría observados en meses anteriores y que esperábamos confirmar con el dato publicado. En el conjunto del año, el índice ha caído un 1,2%Por su parte, la producción industrial francesa decepcionó en diciembre, tras haber superado ampliamente nuestras previsiones en noviembre. El dato no queda justificado en el contexto de expectativas industriales, cuya reciente mejoría nos hacía esperar una continuidad en los indicios de recuperación de los últimos meses. La producción ha caído en el conjunto del año un 1%, más de lo que esperábamos. La producción industrial británica cayó un 0,5% en diciembre, de acuerdo con nuestra previsión. La producción de bienes de consumo continúa sin afianzar su recuperación, al igual que el IPI de bienes intermedios y de equipo. En 2002, el IPI general ha caído un 1,9%. En diciembre, las ventas de mercancías alemanas al exterior mostraron buen comportamiento. Tras el dato, el crecimiento anual de las exportaciones alemanas en 2002 ha sido del 1,5% (7,4% de 2001). Las importaciones también mostraron un crecimiento interanual positivo en diciembre, por primera vez en el año, aunque hay que interpretar con cautela el dato. En el Reino Unido, las exportaciones e importaciones de bienes crecieron en diciembre un 1,4% y un 0,4% interanual, respectivamente. El comportamiento se coloca dentro de lo previsto, sin que muestren aún síntomas de mejoría ambas partidas. En 2002, las importaciones de bienes crecieron un 1,2%, mientras que las exportaciones de mercancías cayeron un 1,9%. En Brasil, la inflación interanual sigue sin mostrar indicios de moderación: en enero registró un 14,5%, superando nuestra previsión. El IPI general creció un 3,3% interanual en diciembre, en línea con lo esperado. En México, la tasa de inflación interanual en enero fue de 5,2%, inferior a nuestra previsión. El incremento mensual fue de 0,4%, el más bajo del último semestre. La actividad industrial sorprendió positivamente: el IPI creció un 1,8% interanual.

El consumo estadounidense se recupera ligeramente

En enero, los indicadores de actividad y demanda de EE UU han evolucionado favorablemente. Después de dos meses de caídas consecutivas en el nivel de empleo, el número de trabajadores ha aumentado en 143.000 personas y la tasa de paro se ha reducido hasta el 5,7%. Este es el mayor aumento mensual del empleo desde noviembre de 2000. Por otro lado, el índice ISM, que es un indicador adelantado de actividad industrial, ha consolidado la mejora que experimentó en diciembre, todo lo cual sugiere que la producción en este sector podría reactivarse próximamente. Por el lado de la demanda, las ventas de coches han sorprendido favorablemente en enero y las ventas al por menor también han sido buenas. En este mes, las ventas han crecido un 4,0% interanual. Destacar, además, que excluyendo automóviles las ventas han sido muy positivas creciendo un 4,8% anual. Con todo, cabría esperar que la economía estadounidense se recuperara en los próximos meses, si no fuera por la proximidad del conflicto bélico.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_