Estudio FMI

El mercado alemán está más pendiente de las cifras de EE UU que de las propias

Las noticias económicas sobre Estados Unidos tienen tanto o más impacto sobre la Bolsa alemana que las cifras domésticas. El estudio del FMI sobre la respuesta de los mercados a las variables económicas pone cifras a un hecho que todo el mundillo bursátil tiene en mente: que sólo cuenta Wall Street.

El impacto sobre el índice Dax de los cambios en los tipos de interés de Estados Unidos es muy similar al que producen los cambios de política monetaria decididos por el Banco Central Europeo. Para el índice de valores tecnológicos Nemax los tipos de EE UU son casi diez veces más significativos que los domésticos. Ello se debe a que los valores tecnológicos están muy vinculados a la evolución del Nasdaq, que a su vez está muy pendiente de los tipos de la Reserva Federal.

Ni que decir tiene que la Bolsa de Estados Unidos no tiene para nada en cuenta las cifras macroeconómicas de Alemania. Pero sí merece la pena resaltar que, según las conclusiones del informe, el mercado alemán es mucho menos sensible a la economía que el estadounidense. 'Se debe a que tradicionalmente en Estados Unidos se publican más indicadores económicos y se siguen más', explica el FMI.

'Sólo una parte de las noticias sobre la economía real tiene un impacto en Bolsa estadísticamente significativo', concluye. Las noticias sobre la inflación afectan a la Bolsa de manera significativa (ver gráfico superior). En Alemania también es de resaltar el efecto del índice IFO de confianza empresarial.

Por otra parte, las noticias económicas afectan de igual manera a los índices tecnológicos (Nasdaq y Nemax) que a los tradicionales (Dax y S&P 500). Ahora bien, en línea con la lógica, las noticias macro afectan más a los sectores cíclicos que al resto. 'En Alemania, el rendimiento de las acciones no cíclicas no está afectado por la economía'.

Finalmente, el FMI señala que en la mayor parte de las ocasiones el efecto de las noticias económicas se produce en las dos horas siguientes a la publicación.