Discográficas

EMI inicia negociaciones para comprar Warner Music, según la prensa

El grupo británico de edición musical EMI ha comenzado a entablar negociaciones para la adquisición de Warner Music, la división musical de la compañía estadounidense de medios de comunicación AOL Time Warner, presa de una fuerte deuda, informa hoy el rotativo estadounidense 'New York Post'.

Para esta operación, EMI debería reunir alrededor de 3.500 millones de dólares, según las estimaciones de analistas. En un momento de grave crisis para el sector, la compañía debería recurrir a financiación a través de bancos y de sus propias filiales para hacer frente a ese precio. De hecho, según señala el diario, en los últimos meses se especulaba con la integración de EMI en algún grupo más grande de medios, debido a su difícil situación financiera, así que la posibilidad de que EMI sea la compradora resulta una sorpresa.

Por otra parte, fuentes del sector se preguntan por qué debería vender AOL Time Warner una de sus divisiones más representativas, precisamente ahora que se encuentra en su momento más bajo. Pero el pasado 31 de enero 'Wall Street Journal' publicó que responsables de AOL Time Warner no descartaban la venta de Warner Music para sanear las finanzas del primer grupo mundial de medios de comunicación e Internet, cuya deuda alcanza actualmente los 26.000 millones de dólares.

El diario, que cita fuentes próximas al informe, puntualiza que las negociaciones no han hecho más que comenzar y que la posibilidad de cerrar un acuerdo no es inminente. Portavoces de ambos grupos rehusaron comentar estas informaciones, publicadas justo cuando se multiplican los rumores sobre una eventual fusión de EMI con su competidora alemana BMG.

Las dos discográficas ya plantearon una fusión en 2000, que hubiera resultado en un gigante del sector valorado entonces en 20.000 millones de dólares y con un control del 25% del mercado. Finalmente, la fusión no se llevó a cabo, desistiendo tres semanas antes de que el Tribunal Europeo de Competencia, presidido por Mario Monti, diera su visto bueno. Sin embargo, esta fusión frustrada allanó el camino para conformar el mayor grupo mundial de medios, AOL Timer Warner, que no hubiera sido posible si el proyecto ¢Warner EMI Music¢ hubiera llegado a buen puerto.