Directivos

Jazztel refuerza su directiva con el fichaje del ex presidente europeo de BT

Una vez completado el canje de la deuda por acciones, Jazztel tiene claro que su futuro se juega en el terreno comercial. Y esta área lleva casi dos años desatendida, ante la necesidad de dar prioridad a la supervivencia financiera.

Para poner fin al problema, Jazztel ha fichado al ex presidente de BT Ignite para Europa, Roberto de Diego, quien asumirá el cargo de consejero delegado. La nueva cúpula de la operadora queda formada ahora por tres personas: el presidente, Massimo Prelz; el antiguo consejero delegado y desde ayer vicepresidente ejecutivo, Antonio Carro, y De Diego.

Fuentes cercanas a la compañía explican que Carro y el ex directivo de BT se repartirán las dos áreas ejecutivas centrales de la empresa, con Roberto de Diego encargado del día a día del negocio y volcado al terreno comercial, y Carro enfocado a labores corporativas. El primero, por tanto, será el responsable de devolver la credibilidad a la empresa por la vía de la captación de clientes y el aumento de ingresos, mientras que el segundo tendrá que valorar las posibilidades de consolidación en el sector y lidiar con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Las mismas fuentes añaden que fue el propio Carro quien solicitó el nombramiento de un ejecutivo que asumiera la gestión diaria de la operadora, a pesar de la pérdida de competencias que esto implica para él. La búsqueda de Jazztel coincidió con una remodelación en BT Ignite, por la que De Diego debía cambiar su residencia a Londres, algo que inclinó la balanza a favor de la operadora española.

Aunque el cargo no es el mismo, Roberto de Diego viene a sustituir en el equipo de Jazztel a Antonio Cantón. El máximo ejecutivo de Xfera fue el artífice de la agresiva campaña comercial que caracterizó a la telefónica durante sus primeros años de existencia.

Los cambios en la cúpula ejecutiva suponen el último movimiento en Jazztel tras la llegada de los nuevos accionistas, fruto de la conversión de deuda, y la salida de Martín Varsavsky. El nuevo presidente es ahora Massimo Prelz, que en última instancia representa los intereses de la sociedad de capital riesgo Spectrum, máximo accionista de la operadora, con el 21,55% del capital.

La drástica dilución que supuso para los accionistas la emisión de 457 millones de acciones ha dejado a Jazztel sin más socios representativos que Spectrum. Sólo el banco Espírito Santo ostenta una participación considerada como significativa por parte de la CNMV. Su 6,25%, sin embargo, no supone una relación de control, según lo establecido por la Ley del Mercado de Valores, puesto que procede del capital invertido en Jazztel por 22 fondos gestionados por la entidad financiera.

El nombramiento de De Diego pasó ayer sin pena ni gloria por el mercado. Jazztel cerró sin cambios y con menos volumen que en jornadas precedentes. Acumula una caída del 54,72% en lo que va de año.