Junta

Banesto apuesta por la banca comercial, las pymes y la transparencia

Botín ofreció hoy a sus accionistas un repaso por lo que a su juicio debe conformar el "Nuevo Banesto", un banco más transparente, que sea referencia para particulares y pymes, con un equipo humano motivado y satisfecho, que permita a la entidad "ser uno de los grandes".

Además hizo un repaso por el año 2002, difícil por la desaceleración internacional, aunque Banesto ha conseguido superar con buena nota, no sólo por el incremento de sus beneficios en un 3,4%, sino también porque ha sido capaz de ganar cuota de mercado en créditos, recursos y fondos de inversión.

También el consejero delegado del grupo, Federico Outón, profundizó en los objetivos de la entidad para el 2003 y citó tres aspectos que dan ventaja competitiva a Banesto tales como la gestión de las cuentas de los juzgados, que dan acceso al banco a 30.000 clientes directos y unos 100.000 indirectos; el servicio Banespyme, orientado a las empresas, y la Tarjeta 123, con sus descuentos.

Devolución de capital

En cuanto al orden del día de la Junta de Accionistas, los propietarios del banco aprobaron, gracias al voto mayoritario de su accionista de referencia, el SCH, todos los puntos fijados, entre los que se encontraba la devolución de capital a los accionistas a razón de 0,26 euros por título. Esta retribución supondrá para la entidad un desembolso de 180,5 millones de euros, que irán íntegramente a los accionistas, dado que al ser una devolución de capital no cuenta con retención fiscal como la de los dividendos vía beneficios.

También se aprobó el nombramiento de Isabel de Polanco y de Rafael del Pino como nuevos consejeros de la entidad, la creación de un Comité de Auditoría y Cumplimiento, para adaptarse a la nueva Ley Financiera, y la reelección de "Deloitte and Touche" como auditora externa del grupo.

Los accionistas también acordaron retribuir a los empleados del grupo, unas 10.000 personas, con un máximo de 85 acciones gratuitas del banco, a lo que previamente la presidenta había apostillado "vamos a dar más estabilidad a nuestra plantilla y a nuestra red de oficinas una vez finalizado el proceso de cierre de los últimos años".

Banesto pide al Banco de España que no le sancione por la gestión del equipo de Mario Conde

Banesto ha solicitado al Banco de España que no imponga una multa pecuniaria al banco por la gestión que realizaron sus antiguos administradores en la época de la presidencia de Mario Conde, que llevó a la entidad a una situación de quiebra técnica, tras acumular un "agujero patrimonial" de 3.636,12 millones de euros.En las alegaciones remitidas al expediente disciplinario abierto por el Banco de España, el banco atribuye la difícil situación que atravesó en 1993 y llevó a su intervención por parte del banco emisor a la gestión de sus antiguos administradores y argumenta, por tanto, que no debe sancionarse a la entidad. El Banco de España ha previsto sancionar a Banesto con 120.000 euros por la comisión de cinco infracciones, según la propuesta de resolución del expediente sancionador que tendrá que ser aprobada por el Ministerio de Economía publicada por algunos medios. Según las mismas informaciones, el Banco de España propone también inhabilitar a los antiguos gestores del banco para desempeñar funciones en entidades financieras por determinados periodos, que en el caso de Mario Conde se elevan a veinte años.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En