Balance

Unicaja incrementa un 17,1% su beneficio neto en 2002

El beneficio neto consolidado de Unicaja en 2002 ascendió a 164,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 17,1% con respecto al año anterior. Los factores que propiciaron este crecimiento fueron el incremento de volumen de negocio, la relativa contención de los gastos de explotación, los resultados por ventas de valores e inmuebles y los menores impuestos por la exteriorización de los compromisos por pensiones.

Por el contrario, actuaron en sentido negativo los resultados por operaciones financieras -por el mal comportamiento de los mercados bursátiles-, el ligero estrechamiento de los márgenes de intermediación sobre el balance medio y los mayores saneamientos por insolvencias.

Estos datos suponen el mantenimiento en "la senda de crecimiento de resultados de años anteriores", ya que 2002 ha sido el noveno ejercicio consecutivo en que los beneficios de la entidad crecen en tasas porcentuales de dos dígitos.

A esto ha contribuido la evolución del volumen de negocio, que ha crecido el 13,3% hasta alcanzar 24.438 millones de euros, así como el aumento del margen de intermediación en un 8,1% y del margen ordinario básico en un 8,9%, cifras a las que hay que sumar el incremento del 15,1% del margen de explotación básico.

El total de recursos ajenos intermediados por la entidad creció un 11,4 % hasta alcanzar los 14.173 millones de euros; la inversión crediticia no dudosa aumentó el 15,9 %, mientras que la dudosa disminuyó el 9,8%, con lo que la tasa de morosidad quedó en un mínimo histórico del 0,66%.

La inversión crediticia total fue de 10.265,1 millones de euros, el 15,7% más que en 2001 y la cifra de activos totales -que refleja el tamaño de la entidad- superó la barrera de los 15.000 millones de euros.

Además, Unicaja vio reforzada su solvencia en 2002 al aumentar sus recursos propios un diez % hasta alcanzar los 1,277 millones de euros, lo que supone que su coeficiente de solvencia se sitúa en el doce % -un punto y medio por encima del nivel legal exigido.

Durante 2002 se abrieron 27 nuevas oficinas de Unicaja y se cerraron cinco, con lo que la red actual es de 764 sucursales, de las que el 13% encuentran fuera de Andalucía. El número de clientes creció el 5,6% y superó los dos millones de cota de mercado, mientras que la creación de empleo por parte de la caja se vio reflejada en un aumento de la plantilla del dos %, con lo que el número de empleados alcanza las 4.292 personas.