ANÁLISIS

Bankinter, neutral

ESTRÁTEGICO

Precio (16/01/03): 24,34 euros

Los resultados presentados por Bankinter en 2002 se han situado en línea con las previsiones del consenso del mercado a nivel operativo y algo inferior en cuanto beneficio neto. A pesar de la desaceleración de los márgenes de negocio en el conjunto del año, fruto en parte de ralentización económica, el beneficio neto se sitúa en los 110,33 millones de euros, lo que representa un incremento del 12,2% con respecto al mismo periodo de 2001. Cabe destacar la favorable evolución de las comisiones y el éxito del control de costes emprendido por la compañía, especialmente de aquellos vinculados con el gasto en tecnología.

Su carácter defensivo y su modelo de negocio orientado a la banca minorista y doméstica ha propiciado que su caída en bolsa a lo largo de 2002, aunque importante, haya sido menor que la de los dos mayores grupos del país. No obstante, creemos que Popular es una mejor apuesta dentro del sector por la solidez de sus resultados y su liderazgo en términos de eficiencia. Reiteramos nuestra recomendación en MANTENER el valor con un precio objetivo de 31 euros.

financiero

En el entorno de desaceleración económica e inestabilidad de los mercados que ha predominado durante 2002, Bankinter ha reforzado su apuesta por ser una entidad multicanal apoyada en su avanzada plataforma tecnológica.

Tras los esfuerzos realizados en los últimos años en tecnología, los actuales gestores pretenden que internet se convierta en un canal de distribución más, aunque con un peso relevante en el conjunto del grupo (aproximadamente el 45% de las transacciones se realiza por este medio). No obstante, la red de oficinas (284 a finales de 2002) sigue teniendo una presencia destacada, realizándose a través de la misma el 34% de las transacciones.

Resultados de cuarto trimestre de 2002

Bankinter incrementó su beneficio atribuible en 2002 un 12,2% hasta los 110,3 millones de euros. Resultados en línea con las previsiones del consenso del mercado a nivel operativo (margen de explotación +5,9%) y algo inferior en cuanto beneficio neto (+12,2%).

El margen financiero ha experimentado un incremento anual del 5,6%, mostrando una clara desaceleración a lo largo del ejercicio (15,61% 1T02 Vs. ­1,66% 4T02 ia), reflejo de la pérdida en cuota de mercado, sobre todo en pasivo, como consecuencia de la apuesta por la entidad por la captación de clientes de calidad y mas rentables, así como del recrudecimiento de la competencia en el ámbito doméstico.

No obstante, el buen comportamiento de las comisiones (+9,2%), uno de los mejores a nivel doméstico gracias a su nueva red agencial y el perfil defensivo en gestión de activos, permite compensar la desacelaración del margen financiero y el pobre comportamiento de los resultados por operaciones financieras (-65,2%), afectados tanto por la negativa evolución de los mercados como por el cambio de la cartera de deuda a vencimiento.

En cuanto a los costes, los esfuerzos de contención realizados por la entidad en los últimos meses han tenido su fruto. El recorte se ha visto especialmente reflejado en el gasto de tecnología, que supuso un 7,9% de los gastos operativos, frente al 12,5% de hace un año o el 20,8% de 2000. La consecuencia más destacable de este control ha sido una mejora clara en eficiencia, que deja el ratio en el 53,05% Vs. 55,08% 9M01, pero aún alto en comparación con alguno de sus competidores como Popular (35,5%). De todos modos, la entidad comienza a acercar sus ratios de eficiencia ajustados a los niveles anteriores a la transformación del banco.

Las provisiones por insolvencias han aumentado un 26,41% respecto al mismo periodo de 2001, siendo su ratio de morosidad del 0,31%, uno de los más bajos del conjunto de la banca europea. El impacto de la dotación por el fondo de cobertura estadística de insolvencias ha sido de 45,36 millones de euros, representando el 24,36% del beneficio.