Coyuntura

La construcción lleva a un nuevo máximo al consumo de cemento en 2002

El consumo de cemento en España consiguió un máximo histórico en el 2002 y superó las expectativas al llegar a las 44 toneladas, según los datos provisionales de la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España (Oficemen).

Estos datos difundidos hoy surgen tras cerrar el consumo de cemento en diciembre, que fue de 2,8 toneladas, un 4,68% que en el mismo mes del 2001. Además, Oficemen avanzó al respecto que en el 2003 se podría producir "una ralentización". Con este resultado podría concluir el ciclo alcista de la industria de cemento español, que empezó en 1997, a pesar de que en años anteriores ya se registraron incrementos algo más moderados del consumo.

En este sentido, y según declaró el presidente de los fabricantes, Manuel Melgar, que este posible descenso vendrá de la caída de la edificación residencial en España, que a su juicio, ya "ha tocado techo". No obstante, subrayó que el descenso del número de viviendas en construcción para el próximo año se verá compensado por las obras públicas previstas por el Gobierno a través del Plan de Infraestructuras 2002-2007, y el Plan Hidrológico. De esta manera, explicó que mientras haya fondos europeos destinados a la construcción de obras públicas en España, el Gobierno los aprovechará, por lo que, a su juicio, la actividad de la construcción continuará en alza hasta 2007.

Los datos facilitados hoy sobre diciembre indican que la producción total se situó en los mismos niveles del mismo mes en 2001 con 3,1 toneladas. Las exportaciones alcanzaron las 93 toneladas, un 34,06% más y las importaciones las 568,3 toneladas, incrementándose un 23,53%.

Estos resultados, según Oficemen, fijan los datos acumulados del año en una producción de 42.067 toneladas, un 4,25%más que en el 2001. Por lo que respecta a las exportaciones totales en 2002, descendieron un 1,76% y se fijaron en las 1.411 toneladas. En cuanto a las importaciones, crecieron un 12,11% al alcanzar las 6.759 toneladas.