_
_
_
_
Balance

Optimismo en el comercio virtual

El comercio electrónico aún es minoritario en España, pero las 'puntocom' que han superado la crisis se acercan a la rentabilidad. Esta Navidad han duplicado sus ventas

Las puntocom y los comercios que han mantenido su oferta de consumo en la Red han visto cómo sus ventas se multiplicaban por dos esta Navidad. No hay cifras oficiales pero el optimismo invade a la versión española del ciberespacio que se afianza en las transacciones electrónicas poco a poco. 'Tanto las grandes empresas como las pequeñas han duplicado su facturación en estas fechas', asegura Verónica Sagnier, directora de la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECE). Los cálculos previos de la AECE apuntan a que esta Navidad las ventas en línea hayan alcanzado los 360 millones de euros. La consultora tecnológica Forrester Research es también optimista en sus previsiones, pero limita el gasto navideño de los españoles en la Red a 164 millones de euros.

'Aún estamos en pañales. La venta en la Red es anecdótica si se compara con el resto del comercio, pues sólo representa el 0,4% del gasto del mercado', critica Francisco Rubira, director de marketing en línea de TPI-Páginas Amarillas, que cree que aunque los datos son positivos no hay que dejarse llevar por la emoción, pese a que ha visto cómo las visitas a su directorio de compras aumentaban un 17% en estas fechas y su tienda de Elvino.com ha aumentado su facturación un 326% respecto al año anterior. La AECE calcula que hay algo más de un millón de cibercompradores en España, lo que representa un 13,2% de los internautas, si se tienen como referencia los datos más optimistas, que cifran en ocho millones la población conectada.

'Un internauta tarda una media de 18 meses desde que entra en Internet y se decide a realizar una compra. Nuestros clientes son los usuarios más cualificados, por eso el comercio electrónico no se ha visto afectado por la bajada del número de internautas que descendió en España por primera vez el pasado año', explica Juan Domínguez, director de comercio electrónico de Ya.com. Las cifras de la CMT le dan la razón, pues calculan que las operaciones en la Red pagadas con tarjeta aumentaron un 137% en el tercer trimestre de 2002, con un gasto medio de 192 euros. 'El hábito de comprar en la Red se está extendiendo, pero todavía no es suficiente', añade Jaime Brujó, director comercial de la tienda virtual de regalos Azierta, que ha optado por hacer catálogos en papel y algunos buzoneos parar llegar a más público, logrando aumentar sus ventas en un 40% respecto a 2001.

En España hay algo más de un millón de cibercompradores, según la AECE

La facturación de Ya.com ha crecido un 30% a lo largo de 2002, alcanzando los 20,1 millones de euros. Entre todas los tiendas en las que participa, las que mejores resultados han alcanzado han sido Viajar.com, con unas ventas de 14 millones de euros, y TiendaPC, con una facturación de 10 millones de euros. El turismo es una de las áreas de mayor crecimiento en Internet. El abanderado de este negocio es Iberia, que no ha querido desvelar datos, pero que asegura haber vendido un 62% más en la temporada navideña, un crecimiento que está por encima de su media anual, según la aerolínea.

El otro gran negocio en la Red es la informática y la electrónica. El negocio de Wanadoo ha crecido un 82% más esta Navidad que la anterior y el gasto medio de sus usuarios ha pasado de 100 a 148 euros por pedido. Este aumento en el gasto se debe a su oferta en equipos informáticos que han representado el 30% del total de sus ventas. Lo mismo le ha sucedido a Terra, que ha aumentado sus ventas en cerca del 90% en esta temporada navideña y el valor medio de los pedidos ha subido un 70%, hasta los 208 euros. Una vez más, el crecimiento del gasto medio se explica al detenerse en los productos que más se han vendido en el portal: cámaras digitales, equipos de DVD y agendas electrónicas.

El éxito de las ventas de equipos digitales se refleja también en los resultados de las tiendas virtuales especializadas, que son de las más saneadas entre las puntocom. Optize ha facturado en diciembre 1,1 millones de euros, un 133% más que la Navidad pasada con un 189% más de pedidos. Sus productos estrella han sido los reproductores de DVD y de Cine en Casa, de los que ha vendido 2.500 unidades. Por su parte, AreaPC ha tenido una buena campaña navideña, con unas ventas de 2,8 millones de euros y una facturación en todo el año que suma los 7,1 millones de euros. 'Nos ha afectado la recesión del mercado informático, pero a pesar de todo hemos crecido un 20%', comenta con satisfacción Rafael Lavín, presidente de la compañía.

La música sigue teniendo su público en la Red, aunque los menores márgenes y la piratería hacen más difícil llegar a la rentabilidad. Weblisten, que está a punto de celebrar su quinto aniversario, ha logrado que sus ingresos crezcan un 45%, con una facturación de unos 250.000 euros. 'Hemos retrasado nuestro objetivo de rentabilidad por los efectos negativos que los servicios de intercambio gratuito han tenido sobre los modelos de cobro', asegura Jaime Bernabé, adjunto a la presidencia. La compañía espera dar el salto a los números negros en breve gracias a los usuarios extranjeros, que ya suponen el 35% de sus clientes.

Modelos rentables que rompen tópicos

Entre los supervivientes del comercio electrónico se encuentran tiendas rentables que están echando por tierra prejuicios creados en torno las ventas en Internet. Nikidom es uno de estos ejemplos. Esta tienda, que vende artículos infantiles, logró el punto de equilibrio a mediados de 2002 y ha doblado su facturación. Su secreto ha sido ofrecer sus servicios a otras tiendas, actuando como distribuidor de marcas que no están en España, y no limitarse al cliente final. 'Hemos roto con el tópico de que el español necesita tocar y ver para comprar. En nuestra tienda vendemos sillas para el coche o conjuntos para la cuna, que en principio son difíciles de elegir por Internet. La gente busca comodidad', asegura Fadi Chideiac, director Nikidom. Chideiac se siente tan optimista que en breve va estrenarse en un nuevo negocio virtual. Otro de los tópicos que se ha generalizado desde la famosa quiebra de la tienda de ropa Boo.com es que no es posible vender moda a través de Internet. Hyphop, que vende ropa de marca a precios muy competitivos, hace tiempo que lo ha desmentido. En el último año ha crecido un 65% y ha alcanzado una facturación de 433.000 euros. Su estrategia ha pasado por la externalización de sus sistemas informáticos para centrarse en el negocio. 'Somos la única referencia en Internet. Ninguna firma de moda ha dado pasos en firme en Internet', asegura Juan Jiménez, director de Hyphop.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_